Ser Argentino. Todo sobre Argentina

En los diques, ¡no te podés bañar!

Muchos mendocinos no lo entienden, y se refrescan en diques. Así, cada temporada tenemos que sumar nuevas muertes de quienes no hacen caso a las advertencias.

Mendoza, tierra seca, árida, poca agua. Para nosotros, un arroyo es un río. Una laguna es un gran lago. Y, así, maximizamos y sobredimensionamos cualquier espejo de agua que exista en nuestro territorio. El mar nos queda muy lejos. Lo más cerca son 450 kilómetros, con la Cordillera de Los Andes de por medio. Incluso, diques y lagos también están muy alejados de nosotros. Por eso, para el mendocino, un poco de agua, es agua.

Quizás en la idea planteada en el párrafo anterior radique la cuestión. Tanta necesidad de agua tenemos los mendocinos, sobre todo en diciembre y enero, cuando las temperaturas suelen pasar, cómodamente, los 30 grados, que hacemos cualquier cosa por conseguir sumergirnos en las aguas de alguna laguna, lago, arroyo, rio o dique. Y cuando decimos “cualquier cosa”, es hasta lo más irresponsable. Nuestro sentido común se apaga, y sólo obedecemos a nuestro cuerpo, imperiosamente necesitado de agua, transpirado, con calor y deshidratado. Tan enceguecidos quedamos por la situación, que las reiteradas advertencias de las autoridades sobre los peligros a los que nos exponemos al bañarnos en estos espacios, no nos interesan.

 

Varios muertos por verano

Es, lamentablemente, una figurita repetida. El hombre que se bañaba con su familia en el dique Cipoletti y fue chupado por el vacío que se genera al abrir las compuertas, los adolescentes que se refrescaban en el canal Cacique Guaymallén o en el Zanjón de los Ciruelos, entre otros episodios repetidos.

Esta temporada ya se cobró la primera víctima. Un hombre de 45 años murió ahogado en el dique El Carrizal, una tarde de domingo, cuando estaba con un grupo de amigos. Luego de una jornada de calor, se metieron un rato al agua, pero, al salir, el hombre se quedó un poco más atrás y comenzó a pedir ayuda. Trataron de rescatarlo, pero no lo lograron. Personal de Bomberos y buzos sacaron el cuerpo de la víctima. Sin embargo, El Carrizal no es el único verdugo de los irresponsables. El dique Potrerillos, canales de riego de las fincas, El Nihuil, entre otros, son espejos de agua en los que han muerto decenas de personas en los últimos años.  

En este sentido, los especialistas en Defensa Civil aseguraron que está totalmente prohibido bañarse en: El Carrizal, Potrerillos, Cipolletti, Agua del Toro, los Reyunos, Valle Grande y el Nihuil, ya que las posibilidades de rescate son limitadas.

En lo que respecta a la pesca, se recomienda buscar zonas seguras y no lugares donde el suelo no esté consolidado.  Para esta actividad se necesita un carnet habilitante que se puede solicitar en las oficinas de la Dirección de Recursos Naturales Renovables y locales adheridos.

 

Recomendaciones a tener en cuenta

 

Rating: 4.00/5.