Skip to main content

El torturador de la Policía Federal

Un hombre de neandertal, suelto en pleno siglo 21
Lo peor de nosotros
Hugo Larrosa
23 abril, 2019

Empezó a  principios de los 80, vendiendo huevos y aceite en las calles de Buenos Aires. En el 2000 llegó a Santiago de Chile y puso una fábrica de alimentos, que se extiende a Uruguay y Ecuador también.

Hasta hoy, Hugo Larrosa se ufanaba de haber pertenecido a la Policía Federal Argentina, para asustar aun más a los empleados de su fábrica, a los que torturó desde 2012 hasta 2016, por lo menos.

Hoy está profugado de la Justicia chilena.

La noticia me dejó en shock. Estamos en el siglo 21. Puedo entender el miedo de los empleados, a denunciar, a perder el trabajo. Puedo entender hasta el síndrome de Estocolmo.

Lo que no entiendo es cómo se puede ser tan inferior, tan poco hombre, de no tener el orgullo de dirigir gente sin violencia. Vos me dirás “Y los valores?”. Sí. Si alguna vez tubo valores, claramente, los perdió. Un tipo que recurre a algo así, cree que está bien. Lo tiene incorporado. Seguro, justificando sus actos en errores de las víctimas.

Entonces, viéndolo desde alguien que cree que torturar es correcto, que imagino tendrá su propio machismo y brutalidad exaltadas, lo que no entiendo es cómo su orgullo le permite doblegar a otro por la fuerza y el miedo desde el poder, siendo que eso atenta contra su masculinidad.

Un psicólogo por acá, por favor. Y 2000 años de cárcel en Chile.


Su larga y exitosa trayectoria como creativo publicitario le dio un conocimiento muy profundo a cerca de las conductas y motivaciones de la gente, base de su tarea como Secretario de Redacción de Ser Argentino.

Sin votos.
Espere por favor...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X