Ser Argentino. Todo sobre Argentina

El tornado que no fue

Es famosa en Santa Fe una historia de falta de responsabilidad a la hora de comunicar.

Quienes estudiamos Comunicación Social o Periodismo conocemos muy bien la historia de Orson Welles y una invasión extraterrestre que no fue. En realidad, no es necesario ser de “este rubro” para conocerla: fue un episodio importante en la historia de los medios y, en su momento, convulsionó a  los Estados Unidos. Fue un caso paradigmático en que un medio de comunicación no supo medir la responsabilidad que tiene.

Muy lejos de New York y unos 74 años después, algo similiar ocurrió en mi Santa Fe natal. Era fin del año 2012. Yo ya era graduado de comunicación social, pero debía complementar mi vocación con otros trabajos, porque mis ingresos “comunicacionales” no me alcanzaban para subsistir. Así que hacía trabajos administrativos en una escuela primaria. Estabámos todas las maestras, los profes, los directivos y yo en una reunión plenaria. Poco antes del mediodía, abre violentamente la puerta una de las porteras al grito de “¡dijeron en la radio que se viene un tornado!”.

El griterío era generalizado. Las maestras tomaron sus maletines y salieron corriendo a sus autos ante la atónita mirada de los directivos que no atinaron a decir palabra alguna. Luego, corroboraron que era cierto lo de la noticia y nos fuimos también los que quedábamos. Después, me enteré de que se habían desalojado casi todos los edificios públicos de la ciudad. La gente corría por las calles tratando de alcanzar medios de transporte para resguardarse en sus hogares.

Resulta que el tornado no era tal. El conductor del  programa radial más escuchado de la ciudad había exagerado. Dijo que venía un tornado, pese a que el Centro de Investigaciones Meteorológicas no detectaba condiciones para dicho fenómeno. Cuando rectificó la información al aire, el daño ya estaba hecho. Un cero en responsabilidad comunicacional.

La radio más escuchada

En Santa Fe, históricamente, se dio esta clásica dicotomía en el mundo radial: las FM son para escuchar música. Las AM, que son solo dos, tienen mucho más contenido informativo. Pero, apenas pocos años antes del episodio del tornado, aparecía esta nueva radio FM que realmente marcó un hito en la ciudad. Por primera vez, una FM se convertía en la radio más popular de Santa Fe. Desde su aparición, es por lejos la que más se escucha en taxis y remises. Se caracteriza por tener casi siempre las primicias y por cierto tinte amarillista.

Lo que no se puede negar es que su creador revolucionó la tradición radial santafesina. Después de ese inolvidable momento de zozobra, la radio se repuso y siguió creciendo muchísimo. Dos factores se destacan en el camino hacia lo que hoy es la radio más escuchada de la ciudad de Santa Fe.  En primer lugar, entendió que no tenía sentido hacer periodismo de bajo presupuesto y debía sumar calidad y responsabilidad. La radio armó una redacción con periodistas que no hacen aire, sino que se dedican solamente a producir y escribir noticias, a diferencia del modelo general que siguen los medios, de tener periodistas multifunción. También sumó especialistas en temas trascendentes, corresponsalías en Rosario, Buenos Aires y Europa.

La segunda característica fue la buena integración al fenómeno de las redes sociales, superando en Instagram, Facebook y Twitter a cualquier otro medio de su ciudad. Su portal de noticias, dicen, es el más visitado de la provincia. Sí: supera a los medios de la gran Rosario.

Con todo, es evidente que aquella nefasta mañana, al famoso conductor se le escapó la tortuga con un elemento clave: la responsabilidad a la hora de comunicar. Sobre todo, si tenés llegada a un público tan grande.

Rating: 3.50/5.