clima-header

Buenos Aires - - Martes 19 De Octubre

Home Gente Lo peor de nosotros El pez por la boca muere

El pez por la boca muere

¿Qué lleva a una persona a simular un robo?

Lo peor de nosotros
pescado

Es verdad, lo admito, no me rompí el mate para escribir el título. Pero me pareció un buen momento para homenajear a mi abuelo Ubaldo, quien solía usar esa frase y a mí, que era muy chico, me causaba mucha gracia. Después entendí lo que significaba de manera literal y creo que por eso –o quizás sea porque no tengo paciencia, no lo sé− nunca me gustó pescar. En fin, esta nota es policial, así que vamos a lo nuestro. El “pez” al que hace referencia el título (o podríamos decir el “pescado”), es un taxista de Tierra del Fuego. 

El ñato fue a la comisaría y denunció que le habían robado. La verdad (acá algún lector fueguino quizás me pueda desasnar un poco), no imagino a Tierra del Fuego como una provincia muy violenta. Quizás por eso, frente a un hecho que en cualquier comisaría porteña hubiera sido tomado como un tema de todos los días, un robo más, algo inmediatamente ignorado, los policías del sur del país se pusieron a investigar. ¿Qué detectaron? Que nuestro amigo el taxista estaba mintiendo. 

El conductor afirmaba que en horas de la tarde había recogido a dos pasajeros en la Margen Sur. Todo venía bien hasta que uno de ellos sacó un cuchillo e intentó robarle. Según el relato del chofer en ese momento él intentó escapar, pero fue atrapado por los dos hampones, otrora pasajeros, que como no podía ser de otro modo, le “propinaron una golpiza”. 

Los policías se pusieron a hacer su trabajo y revisaron todas las cámaras de seguridad que había emplazadas a lo largo del trayecto recorrido por el chofer con sus pasajeros- ladrones. Para su sorpresa se encontraron con que justo en la bajada del puente en la que el taxista decía haber sido atacado había una cámara cuyas imágenes eran muy nítidas y cubrían perfectamente el punto. En esa cámara (¡hola Orwell!) lo que se veía a la hora indicada era que el taxista no llevaba pasajeros.

Como resultado de la mentira del señor conductor, las fuerzas policiales le iniciaron una causa por falsa denuncia, delito que tiene como castigo de mínima una multa y de máxima una pena de entre dos meses y un año de prisión. Seguramente el señor taxista, del que no sabemos el nombre, no pensó ni un segundo en que montar semejante farsa podía llevarlo a una situación peor que un robo. Porque, la verdad, tener una entrada policial por mentir es tragicómico para quien lo lee, pero no para quien lo padece. Imaginensé entrar a una comisaría siendo víctima y salir siendo culpable con la posibilidad de quedar preso, debe ser de las peores cosas que le pueden pasar a uno. 

Cabe aclarar que se podría haber evitado el mal trago, como hemos dicho en esta sección más de una vez, hay una tendencia a pensar que si otro lo hace por qué no voy a poder yo. Bajo este lema todos los días somos testigos de avivadas y estafas sinfín, tantas que terminamos creyendo que son la ley con la cual hay que vivir. Pero no nos confundamos porque podemos terminar como el amigo taxista. Una mentira aparentemente inocente nos puede llevar a estar implicados en una causa judicial.

¿Por qué habrá mentido? ¿Querría cobrar algún seguro? ¿Qué lo llevó a hacer semejante tontería? Ni idea. Se lo tendrá que explicar a su abogado. Lo que sí, para la próxima va a tener muy presente que vivimos en una sociedad cada vez más controlada. Que tiene sus contras, pero que, a veces (quizás las menos), también alguno que otro pro. Como este. Sonría que lo estamos filmando.

 

Fecha de Publicación: 11/10/2018

Compartir
Califica este artículo
0/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Kempes La leyenda que comienza con una mentira piadosa
control_transito Se lanzó el "Operativo Verano 2019" de seguridad vial, que contará con drones y control digital

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Espectáculos
Juan José Riva Juan José Riva. “Con alambre atamos el equipo que inauguró la televisión argentina”

El último testigo que participó de la primera transmisión televisiva del 17 de octubre de 1951 cont...

Historia
La televisión La tele-visión antes de la Tele

Los primeros ensayos antes de la transmisión inaugural del 17 de octubre de 1951. Aunque empezó con...

Historia
Juan Lavalle Juan Galo Lavalle. Un corazón con espada

Un guerrero incansable de la Independencia Americana se transformó en la espada de una de las faccio...

Historias de gente
Guillermina Pilar Plá Nueve meses para amarme

La historia de Horacio Lascano y su mamá, Guillermina Pilar Plá, de 102 años

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades