clima-header

Buenos Aires - - Lunes 18 De Octubre

Home Gente Lo peor de nosotros El loco de la calesita

El loco de la calesita

Miguel sabía perfectamente cómo proceder porque había trabajado como peón despostador de chivos y ovejas.

Lo peor de nosotros
calesita

En el 2002, Miguel Torres Alonso, de 21 años, hacía dos años que vivía con sus tíos en La Plata adonde había llegado desde Santiago del Estero para estudiar y conseguir un futuro laboral algo más promisorio que el que le ofrecía su provincia natal.

Las cosas parecían ir más o menos bien: había conseguido un trabajo cuidando los botes del lago y la calesita del Paseo del Bosque, cerca de la cancha de Estudiantes. En la misma casa que Miguel y sus tíos, también vivía Magdalena, prima e hija respectivamente. Ella tenía 22 años.

Magdalena había decidido presentar en familia a su novio Nahuel. Miguel sintió un poco de celos: estaba enamorado de su prima, pero no se animaba a avanzar, porque temía que la familia lo tomara a mal y que ella se enojara. Ellos ya habían tenido una relación pero era cosa del pasado, que Magdalena consideraba casi una travesura adolescente.

La mañana del 19 de enero, Miguel citó a Magdalena muy temprano en la calesita, diciéndole que “necesitaba decirle algo”. Una vez ahí, la invitó a pasar al compartimento del centro, donde está el motor (o quizás la haya obligado, acá la cosa ya no está tan clara) y le pegó tres mazazos en la cabeza. La descuartizó todavía viva, primero la cabeza que separó para que se desangre bien, luego las piernas y finalmente el resto del cuerpo. Miguel sabía perfectamente cómo proceder porque había trabajado como peón despostador de chivos y ovejas en Santiago del Estero. 

No pudo imaginar que este detalle sería una más de las pruebas que lo incriminarían en el caso. Culminó su crimen enterrando a Magdalena en un pozo que había cavado con anterioridad. Más tarde volvió a la casa que compartía con su tíos y se comportó como si nada hubiera pasado. Lo único que le resultó raro a su tía es que ese mismo día le comunicó que se volvía a Santiago del Estero, sin darle mayores explicaciones. Ya le había avisado al dueño de la calesita, que se encontraba de vacaciones en Mar del Plata, que renunciaba. Al jefe también le resultó extraña esta partida apresurada. 

Pasó un tiempo hasta que se juntaron las pruebas que lo convirtieron en sospechoso: algunos testigos los habían visto caminar juntos cerca del lugar del crimen minutos antes de la desaparición, la relación sentimental truncada por el noviazgo reciente de ella, la repentina vuelta a Santiago, su pasado como despostador de animales y el hecho de que era uno de los pocos empleados con acceso a las llaves del motor de la calesita lo pusieron enseguida en la lista de sospechosos. Recién el 30 de enero fue detenido por efectivos policiales en su provincia natal. Cínicamente llamaba con regularidad a su tía preguntando si se sabía algo de la pobre prima desaparecida. 

Fue condenado a cadena perpetua tres años después del hecho. En la confesión que hizo durante el juicio se sinceró sobre sus intenciones en Buenos Aires, no había venido a estudiar, había venido a reconquistar a su prima de la que estaba enamorado. Cuando ella quiso poner punto final a sus insinuaciones no pudo contener su rabia: “Si no era mía no era de nadie” confesó.

El cuerpo fue encontrado por el dueño de la calesita, cuando volvió de sus vacaciones a finales de enero de ese año. Al entrar en el espacio del motor vio tierra removida y sintió un olor nauseabundo. No hizo falta cavar mucho: a la tercera o cuarta palada apareció una mano de mujer, separada del cuerpo al que le pertenecía. Aunque ya estaba en pésimas condiciones todavía mantenía la belleza y la delicadeza de los dedos de una mujer joven.

 

Fecha de Publicación: 03/05/2018

Compartir
Califica este artículo
4.00/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

olla No hay crimen perfecto
Presos fabricaron Presos fabricaron una silla de ruedas del Rayo McQueen para el Hospital de Niños de La Plata

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Historia
La televisión La tele-visión antes de la Tele

Los primeros ensayos antes de la transmisión inaugural del 17 de octubre de 1951. Aunque empezó con...

Historia
Juan Lavalle Juan Galo Lavalle. Un corazón con espada

Un guerrero incansable de la Independencia Americana se transformó en la espada de una de las faccio...

Historias de gente
Guillermina Pilar Plá Nueve meses para amarme

La historia de Horacio Lascano y su mamá, Guillermina Pilar Plá, de 102 años

Espectáculos
Julio Chávez Julio Chávez: “Es muy hermoso nuestro oficio y lo disfruto segundo a segundo”

Este domingo a las 23 horas comenzará a exhibirse la segunda temporada del unitario “El Tigre Verón”...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades