clima-header

Buenos Aires - - Viernes 07 De Mayo

Home Gente Lo peor de nosotros El jefe del clan

El jefe del clan

Es mucho lo que se sabe de Arquímedes Puccio: era el jefe del clan cuyos secuestros son los más famosos de nuestro país. Pero, ¿quién era exactamente?

Lo peor de nosotros
El-jefe-del-clan

Es mucho lo que se sabe de Arquímedes Puccio: era el jefe del clan cuyos secuestros son los más famosos de nuestro país. De hecho, con su historia se hizo una miniserie y una película. Hace poco, en Brasil, Maguila (uno de sus hijos) fue detenido por portar documentos falsos.

 

 

Pero ¿quién era exactamente? Nació el 14 de septiembre de 1929 en Barracas, el primero de seis hermanos. Se casó en 1957 con Epifanía Ángeles Calvo, profesora de matemáticas de escuela secundaria. Tuvieron cinco hijos: Alejandro, Silvia, Daniel “Maguila”, Guillermo y Adriana. Vivían en una casa de San Isidro, hogar que sería el escenario de los futuros secuestros.

Puccio era contador. Entre 1957 y 1964 fue Vicecónsul en el Ministerio de Relaciones Exteriores, recibiendo un reconocimiento por ser el diplomático más joven del gobierno. En 1973 estudió en la Escuela Superior de Conducción Política y fue nombrado subsecretario de Deportes de la Municipalidad de Buenos Aires. Poco tiempo después se convirtió en miembro activo del Servicio de Inteligencia de la Fuerza Aérea. Formó parte del Batallón de Inteligencia 601, unidad célebre por su participación fundamental en el terrorismo de Estado de la dictadura del 76 y en la Operación Cóndor. Los secuestros extorsivos llevados a cabo por policías y miembros del ejército fueron muy comunes entre el 76 y el 83. Quizá ese entrenamiento fue el que hizo que Arquimedes se creyera todopoderoso y empezará a secuestrar para sus propio beneficio económico. 

Familia muy normal

Los Puccio daban la apariencia de ser una familia común. Ninguno de sus conocidos sospechaba nada. La banda estaba formada por Arquímedes y sus hijos más Guillermo Fernández Laborda, el coronel Franco y el contador Revuelta, que hacía las veces de síndico.

La primera víctima fue un amigo de Alejandro: Ricardo Manoukian. Lo mantuvieron 9 días atado de pies y manos y encapuchado en la bañera de la casa familiar. Su familia pagó el rescate exigido de 500 mil dólares, pero Ricardo recibió, de todos modos, tres disparos en la cabeza y fue arrojado al río en Escobar.

El segundo secuestrado fue Eduardo Aulet. La familia pagó (en este caso 150 mil dólares), pero Eduardo también fue asesinado. El cuerpo tardó cuatro años en aparecer.

El tercer secuestrado sería Emilio Naum. Pero se resistió. En el forcejeo, uno de los integrantes de la banda (nunca se supo con certeza quién) le pegó un tiro y lo mató. El ensañamiento de la banda con Naum no acabaría en el asesinato, meses despues de la muerte del empresario el mismo Puccio llamó a la viuda reclamandolé una deuda del difunto. Le dice que Emilio le debía 290 mil dólares pero que ahora quiere 350, amenaza con secuestrar a sus hijas si no le consigue la plata. Alicia decide irse del país, compra pasajes para ella y sus hijas y se va con lo puesto, sin avisarle a nadie. Unos días después, la empleada que queda en la casa de Naum atiende el teléfono y del otro lado nadie habla solo le ponen música brasilera. 

El clan llega a su fin

El 23 de agosto de 1985, la policía allanó por sorpresa la casa de los Puccio. Adentro tenían secuestrada, desde hacía un mes, a la cuarta víctima: Nélida Bollini de Prado, una empresaria que se dedicaba al negocio de las funerarias. Cuando la policía entró a la casa, Arquímedes estaba a punto de cobrar el rescate. Fue detenido.

Puccio nunca reconoció sus crímenes: decía que era un patriota y un preso político. Fue condenado a cadena perpetua. En la cárcel se convirtió al evangelismo y se recibió de abogado. En 2008 fue beneficiado con la libertad condicional y luego con la prisión domiciliaria. Al violarla, fue trasladado al Instituto Correccional Abierto de General Pico en La Pampa. Un tiempo después obtuvo otra libertad condicional y trabajó como abogado en General Pico. Vivió un tiempo en la casa de un pastor, luego convivió con una pareja y finalmente en una pensión, donde finalmente murió en 2013. Nadie fue a su entierro. El clan estaba desarmado.

 

Fecha de Publicación: 24/10/2019

Compartir
Califica este artículo
1.00/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Secuestro de Azucena Villaflor
victima Robledo Puch: El ángel de la muerte

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Argentinos por el mundo
Marcia Blanco De Alto Verde al Universo

Desde Alto Verde, barrio emblema de la pobreza trabajadora, una santafesina alcanzó el sueño de ser...

Tradiciones
Tres fiestas nacionales en La Pampa 3 fiestas nacionales en La Pampa

Ingeniero Luiggi, Eduardo Castex y Victorica reciben tres fiestas nacionales.

Argentinos por el mundo
Gonzalo Villa Max Derribando barreras: plantó su moda sin género en España

“Las prendas son prendas, y uno debería usar tranquilo lo que más le guste y con lo que se sienta id...

Salud y Estética
Patrick Sassoli ¿Cuál es el mejor horario para entrenar?

Todos los horarios para entrenar son adecuados siempre y cuando se logre concretar la práctica del e...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades