Ser Argentino. Todo sobre Argentina

"El gordo" Valor: héroe entre los ladrones

"El gordo" Valor. Asaltante, con una vida digna de película, la narra en un libro. Acá, te dejamos una especie de resumen.

Luis Alberto Valor fue liberado hace poco y ya va a salir a la venta el libro de su vida. Sin dudas, si hay alguien con una vida interesante, es este hombre.

En cuanta entrevista aparece jura que está retirado. Dice que a los 64 el pulso ya no es el mejor para robar. Quiere volver a ocupar un lugar donde tenga un buen pasar, pero que esta vez lo va a conseguir escribiendo y afirma que “ a la tumba no vuelvo nunca más” , haciendo alusión a la cárcel donde pasó 33 de sus 64 años. Después de publicar el libro con sus memorias, que recopiló en cuadernos cuando estaba preso, tiene un ambicioso proyecto: escribir las vidas de otros delincuentes. 

Espero que sea verdad, ya que fue un ladrón temible en la década de los 80, junto con su secuaz, "La garza" Sosa. Se le atribuyen más de 50 asaltos a punta de fusil. Porque es sabido que no se andaba con chiquitas a la hora de asaltar camiones de caudales.

La famosa "Superbanda"

Valor fue el jefe de la famosa “Superbanda”, una organización celular delictiva de más de 30 integrantes, que a veces no se conocían entre sí. Daban 5 golpes por mes, siempre millonarios, simultáneos, para dividir a la policía. Hacían inteligencia previa y nunca tardaban más de 4 minutos en cada atraco. La banda tiene en su haber el asalto a 18 camiones blindados, 23 bancos y más de 150 empresas. Números impresionantes para la delincuencia argentina. 

Valor se jacta de no haber matado inocentes, ni robado a ningún pobre: "La plata con sangre no sirve" decía. Si algún integrante de la banda caía preso o muerto, la banda misma se encargaba de mantener a la familia. Códigos, les dice Valor. Códigos que afirma que ya no existen más. Cada vez que un periodista duda cuando él dice que el delito es parte del pasado habla de los códigos de antaño y dice que hoy la calle está difícil hasta para él “cualquier pibito te mata por un celular”. 

Las detenciones

Lo detuvieron dos veces, la primera precedida de una balacera impresionante. Lo venían persiguiendo y chocó con el auto. Se bajó y empezó a los tiros. Los peritos contaron más de 200 impactos en el auto. Pero él recibió solo dos, hasta que se quedó sin municiones y se rindió. 

La segunda vez que lo atraparon fue después de un  cinematográfico escape de la Cárcel de Devoto, esa vez iba con su famoso cómplice “La Garza” Sosa. Fue en 1994, se fugó junto a Sosa y otros tres presos. Se disfrazaron para burlar la seguridad y se escaparon a los tiros colgándose de unas sábanas en los muros del penal. Él jura que la causa por la que estaba preso estaba armada por la Policia, lo habían inculpado en el asesinato de un comisario. Valor declaró que no había participado de ese asalto pero lo condenaron igual, sobre eso dijo “nunca maté a nadie en un asalto, por eso duermo tranquilo”. 

Estuvo prófugo 244 días donde pusieron precio a su cabeza. Se ofrecía una recompensa de trescientos mil dólares. Finalmente en un operativo lo encontraron, se entregó sin tirar un solo tiro. Estaba con Nancy, su compañera de toda la vida y no quiso que todo terminara mal. 

Ahora salió en libertad y quiere dar charlas a los presos para que dejen el delito, además de estar puliendo los detalles del libro, que está prologado por el mismo Andrés Calamaro. En ese prólogo, el músico destaca, precisamente, su admiración por el personaje. Admiración que seguramente será compartida por cientos de ladrones.

Rating: 0/5.