Buenos Aires - - Lunes 03 De Agosto

Home Gente Lo peor de nosotros El egresado asesinado

El egresado asesinado

El Caso Bordón cambió la historia de la Policía de Mendoza, para siempre. Un egresado fue asesinado por efectivos policiales en 1997.

Lo peor de nosotros
Sebastián-Bordón

Se trata de uno de los casos judiciales y policiales más recordados por la sociedad mendocina. Tuvo su repercusión mediática, pero, además, su impacto y consecuencias en la propia policía. Luego de las investigaciones y de esclarecer los hechos, la Policía de Mendoza funcionaría de manera distinta para siempre. El joven egresado asesinado en San Rafael quitó el velo de la más descarada corrupción y connivencia que tenían nuestras fuerzas de seguridad. Con la muerte de Sebastián Bordón, la Policía pasó a ser manejada por civiles para el resto de su existencia.

El caso

El 27 de septiembre de 1997, Sebastián Bordón, de 18 años, llegó a El Nihuil, San Rafael, Mendoza, desde Moreno, Buenos Aires, con la delegación de las escuelas 4 y 13. Se proponían disfrutar de su viaje de egresados, como cientos de jóvenes lo hacían en aquella época.

Al pasar los días, Sebastián experimenta algunos brotes de desequilibrio mental, siendo atendido por médicos de la delegación y controlado con calmantes. En su paso por Las Leñas y El Sosneado, el joven reclama ayuda a cuanta persona ve y acusa a sus compañeros y docentes de “querer drogarlo”. En el lugar entra en escena el comisario Carlos Plácido Escobar, quien accede a prestar ayuda. El joven le pide que lo lleven en un patrullero y Escobar cumple. Llaman al padre de Sebastián, quien asegura que al otro día estaría en San Rafael para buscar a su hijo, y se dirigen al destacamento de El Nihuil.

Al otro día, 2 de octubre, el egresado expresa la idea de volver con sus compañeros, a lo que el cabo de turno le aconseja que no lo haga porque “está por llegar su padre”. Sebastián hace caso omiso y se escapa. Un patrullero sale a su búsqueda, los policías lo interceptan, lo golpean violentamente y lo ocultan en un lugar cercano al destacamento. Horas más tarde, los padres se hacen presentes. La policía argumenta que el adolescente se había escapado, pero que “está en camino”.

Pasan las horas, la familia no logra dar con el paradero de su hijo. El 4 de octubre, surgen testigos falsos, profesionales de salud mental y un camionero aseguran que el joven ha sido trasladado afuera de la provincia. Pasan los días. Peritos forenses ponderan la teoría de que el egresado puede haber muerto a la intemperie.

Un cadáver en el barranco

El 12 de octubre, el baqueano Juan Cruz Poblete, el mismo que había visto a Sebastián escaparse del destacamento, encuentra el cadáver del egresado en un barranco del Cañón del Atuel, a 2 kilómetros de la casa policial, en un sitio que ya había sido, supuestamente, rastrillado. “El cuerpo tiene fracturas de codo izquierdo y clavícula derecha, múltiples rasguños, hematomas en riñón izquierdo y una herida profunda en la cabeza. Algunas de las lesiones presentan características propias de las acciones defensivas y otras impresionan como producidas por terceras personas”, dice la necropsia.

Consecuencias, juicio y condena

Al día siguiente renunció Ángel Cirasino, ministro de Gobierno del gobernador Arturo Lafalla. Con el paso de los meses, los papeles de los sospechosos comenzaron esclarecerse: se acusó al comisario titular de la seccional 38 de San Rafael, Ramón Trentini, del delito de homicidio. Junto con él estaban los efectivos Roberto Gualpa, Daniel Gómez y Abelardo Castillo (los tres iban en el famoso móvil 839 donde detuvieron a Bordón el mismo día en que escapó) y el cabo Esteban Merello, quien estaba en el destacamento de El Nihuil el mediodía en que el chico desapareció. En calidad de encubridores fueron acusados el camionero Humberto Vega y la parapsicóloga Amanda Ledesma. A la lista de imputados la completaban los comisarios Juan de Dios Atencio y Carlos Plácido Escobar.

En el año 2000, juicio mediante, se dictaron las siguientes condenas:

  • A Gualpa y Cubillos les dieron 10 años y los acusaron de lesiones graves y abandono de persona seguido de muerte.
  • A Gómez igual, solo que por tener un cargo más alto su pena fue de 12 años.
  • A Trentini lo condenaron a 15 años por homicidio. 
  • A Merelo lo acusaron de encubrimiento y su condena fue de 2 años y 6 meses.
  • La parapsicóloga Amanda Ledesma recibió la pena de dos años por encubrimiento.

Un cambio histórico en la policía

A partir de este hecho, el Ejecutivo de turno, a instancias de la Legislatura y del apoyo de la oposición política, determinó que la Policía de Mendoza estaría manejada por civiles. Dígase, el Ministro de Seguridad. Así se evitaba que la información a la que el Gobierno accedía a cerca de los procesos policiales la brindara la misma policía. Básicamente, el Gobierno pasó a tener sus propios ojos dentro de la policía. Los comisarios pasaron a segundas líneas.

A partir de esta decisión no hubo más desaparecidos en democracia por parte de la policía. Algo que sí había ocurrido previo y más allá del caso Bordón. Tales fueron los casos de Guardati (1992) y Garrido-Baigorria (1990).

Fecha de Publicación: 25/01/2020

Compartir
Califica este artículo
0/5

Temas

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Argentinos por el mundo
Micaela Chetta Con M de Micaela. De Monte Vera. ¿De Milán?

Conocé la historia de Micaela, la modelo del interior santafesino a la que el coronavirus le posterg...

Tradiciones
La Fiesta de la Ordeñadora La Fiesta de la Ordeñadora

En El Trébol, pueblo lechero de Santa Fe, se reúnen durante un fin de semana para exaltar la ordeñad...

Espectáculos
Christian Sancho Christian Sancho participó de "Mateando con Amigos"

Entre risas y anécdotas, el actor y modelo argentino se sometió a "El cuestionario argento". Las res...

Historia
El señor coraje

Jorge Newbery se animaba a todo y la mayoría de las veces lograba su cometido.

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades