Skip to main content

Droga y narcotráfico: ¿de quién es la responsabilidad?

¿A quién le corresponde, desde el Estado, intervenir en este problema?
Lo peor de nosotros
20 octubre, 2019

Otra de las discusiones profundas que nos debemos con el tema narcotráfico es que está muy claro qué es lo que debería hacerse con las bandas que se llevan puesta la vida, la salud y la felicidad de los pibes (y no tan pibes) para hacer sumas de dinero impensables para nosotros. Pero con los adictos, con las verdaderas víctimas de estas bandas, ¿qué hay que hacer? ¿A quién le corresponde, desde el Estado, intervenir en este problema?

La respuesta más inmediata, la que se nos ocurre a todos, lamentablemente no es la más habitual. ¿Cuál es esa respuesta? El (ex) ministerio de salud, hoy secretaría que pertenece al ministerio de desarrollo social. El solo hecho de esta degradación jerárquica ya nos demuestra qué es lo que piensa el gobierno acerca de la salud: que no tiene valor en sí misma como una pata fundamental del rol del Estado sino que, supeditado a la esfera de desarrollo, la intervención es más paliativa, más parecida a un parche que remienda el codo de un pulover que se rompió, pero sin pensar en arreglarlo de manera definitiva (ni mucho menos comprar uno nuevo).

Son muchos los países que tienen verdaderas políticas sanitarias con los adictos. El comprador siempre es el último eslabón de la cadena, la víctima, el perejil que alimenta toda la maquinaria. No importa si está comprando una dosis de paco por 5$ o cocaína de primera calidad en un boliche de Palermo (también es un buen momento para aclarar que no todos los adictos son pobres pibes desesperados, es una enfermedad que atraviesa todos los estratos sociales). De todos modos, el poder adquisitivo del perejil no lo hace menos perejil.

Entonces: seguridad para evitar víctimas en las disputas entre bandas, pero también salud para evitar que los pibes se sigan derritiendo el cerebro. Creo que no somos conscientes de la gravedad del hecho: cuando veamos a una generación diezmada, incapaz de proyectar nada porque no solo no le quedan neuronas, sino que tampoco le quedan esperanzas, va a ser demasiado Droga y narcotráfico: ¿de quién es la responsabilidad? tarde. Es hoy. O no es.

No votes yet.
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X