clima-header

Buenos Aires - - Martes 15 De Junio

Home Gente Lo peor de nosotros ¿De qué trabaja un periodista?

¿De qué trabaja un periodista?

¿Cómo hacemos para creer en el periodismo si no chequean ni lo más sencillo?

Lo peor de nosotros
periodista

El otro día leí un texto de Leila Guerriero (una cronista y escritora argentina excelente, de las mejores plumas en actividad) y me dejó pensando. Ya escribí sobre el caso del desempleado entrerriano que dijo haber encontrado una valija con 500 mil dólares y la devolvió sin aceptar ninguna recompensa, solo pidiendo a cambio un trabajo en blanco para que su familia pueda acceder a una obra social. La cuestión (lo repito por si les da fiaca leer el texto del que les dejo el link aqui mismo) es que al poco tiempo se supo que la historia era falsa y que no hubo valija ni dólares ni nada: el tipo lo hizo porque estaba desesperado por encontrar un laburo.

Lo que quiero analizar ahora, que es lo que analiza Guerriero, es que en un día la noticia explotó y estuvo en todos los portales digitales, en versiones en papel, hasta en móviles de televisión y noticieros del prime time. Claro, la noticia vende, es “un argentino como los que ya no hay”, un “ejemplo para la juventud”, una “demostración de que al país se lo saca adelante trabajando duro y no pidiendo nada”. Pero cuando se cayó toda la versión, los mismos periodistas volvieron a buscar al desempleado para que explicara por qué “había tomado a la gente por estúpida”. Ninguna pregunta de ningún periodista tuvo que ver con las condiciones de vida que lo empujaron a hacer eso, ni con el nivel de desesperación necesario para soportar el estrés de mentir por TV en el horario más visto. 

El desempleado pidió disculpas llorando. No le sirvió de mucho porque así como un día era noticia por ser un héroe, al otro día lo era por mentiroso. Fue tal la condena social que cayó sobre él por este episodio que se tuvo que mudar de pueblo. En Nogoyá no le daban changas y no conseguía trabajo. Tuvo que cambiar a sus hijas de colegio porque las molestaban todo el tiempo con que su padre era un mentiroso. No importaba cuanto se esforzara el pobre hombre en explicar que lo había hecho por desesperación, el daño ya estaba hecho.

¿No tendrían que pedir disculpas los periodistas? Veamos: difundieron una información sin ningún chequeo previo, sin dudar del único testimonio (que además era el del  beneficiado), sin buscar otra fuente, es decir, sin trabajar. ¿No debería un periodista, acaso, separar el pescado podrido del salmón y servirnos a los lectores solo lo que está en buen estado? ¿No se chequean más los datos? ¿Cómo hago para creerles cosas más importantes y más complejas si algo a priori irrelevante como esto, tan fácil de confirmar, me lo venden como bueno?

Me pregunto todo esto porque los diversos portales y diarios impresos que contaron la historia del changarín se dejaron ganar por la pereza. No hay una foto, ni un video del supuesto empresario dueño del maletín. ¿A ningún periodista le pareció raro? ¿A ninguno le ganaron las ganas de ir tras la próxima noticia y tener el testimonio del afortunado?¿Ninguno levantó el teléfono para hablar con alguna fiscalía o con la policía que tomó, supuestamente, este caso? Todo esto me da la pauta de que cualquier ciudadano de a pie puede inventar una historia y contarla para que los medios la levanten y la reproduzcan hasta el hartazgo. Eso sí, cuando se descubra la verdad tenga cuidado ciudadano porque los “periodistas” nunca hacen mea culpa de lo que no chequean y usted puede pasar a ser un villano de la noche a la mañana. 

El hombre necesita trabajar. Nosotros, héroes y ejemplos.Los periodistas, sacarse las notas de encima. No sé quién está peor.

Fecha de Publicación: 10/04/2019

Compartir
Califica este artículo
0/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Luciana Mantero - Entrevista “Muchos periodistas nos hemos insensibilizado”
Soriano Sobre el diario La Opinión, Robledo Puch y otros menesteres

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Argentinos por el mundo
Valentín Saal Salió a China y no volvió

Valentín Saal es un administrador de empresas mendocino que trabaja en China. Vía Instagram nos cont...

Argentinos por el mundo
El viaje de Pampa El viaje de Pampa

Belén, Roberto y Pampa, salieron a la ruta en una combi modelo 59. Te contamos su historia.

Argentinos por el mundo
Viajaros “La Tota por América”: una pareja riojana recorriendo el mundo

Acompañados por su perro caribeño, la pareja riojana sostiene que no son turistas ya que viven la ci...

Salud y Estética
Yoga Challenge - Tercera práctica ¿Te animás a la tercera clase del reto yogui?

Patrizia nos trae una clase más para que continuemos con el reto yogui, esta vez con una práctica un...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades