Skip to main content

De arquitecta a podadora

Te contamos la historia de la mujer que se vengó de su amante, cortándole los genitales con una tijera podadora. Seguro escuchaste hablar de ella.
Lo peor de nosotros
| 23 enero, 2020 |

“Quiero justicia, jamás quise matar”, fueron las declaraciones de Brenda Barattini, de 28 años. Ella fue condenada a 13 años de prisión por tentativa de homicidio. Su víctima fue Sergio Aníbal Fernández. El acontecimiento sucedió en 2017, pero quedó para la historia. Fue un caso que trascendió a nivel nacional: el caso de la mujer que le cortó los genitales a su amante con una podadora. La situación habría surgido porque el atacado tenía videos de la atacante. Y, en ellos, expuso la intimidad de la mujer, sin consentimiento, difundiéndolos con sus grupos cercanos. Brenda cuenta que todo el episodio surgió porque ella quería borrar los videos del celular. La fiscalía estableció que fue un crimen premeditado, mediante diferentes pericias.

Cómo fue

Sergio fue vendado y atado por Brenda. En una situación que apuntaba a ser erótica, pero terminó en lo peor. Con unas tijeras podadoras, la arquitecta le dañó los órganos genitales a su amante. Provocando que el hombre, de 42 años de edad, fuera internado e intervenido quirúrgicamente. El episodio sucedió en el barrio de Nueva Córdoba, que se caracteriza por ser el hospedaje de muchos jóvenes y mucha fiesta. Sin embargo, es muy extraño que se den casos como este. Ya que el barrio, dentro de su dinámica jovial, es bastante tranquilo. Quienes salvaron al hombre fueron los vecinos. Quienes escucharon gritos y no dudaron en intervenir.

Llama la atención la insistencia de la condenada en que se haga hincapié en sus intenciones, y no en el hecho central. Brenda declara que nunca tuvo la idea de matar a su amante, solo hacer justicia por mano propia y con una podadora. Ya que, según su testimonio, la mujer habría sufrido manipulación y difamación por parte de la víctima. Sin embargo, la Justicia accionó y, por esto, Brenda cumple 13 años de condena.

Lo curioso es que todos sabemos los nombres de mujeres como Brenda Barattini o Nahir Galarza, quienes fueron automáticamente condenadas. Y justamente. Sin embargo, los medios no se encargan de difundir los nombres y apellidos de los hombres que violaron. Ni la justicia de encarcelarlos. Como el caso de Lucía López o Anahí González. Innumerables son los casos en los que los abusadores quedan en libertad. Eso también es lo peor de nosotros.

Sin votos aún
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X