Skip to main content

Almita Sibila, el primer femicidio de Jujuy

Almita Sibila fue ferozmente asesinada, pero su imagen superó la muerte. Hoy es una santa de la cultura popular y sus fieles buscan la beatificación.
Lo peor de nosotros
Almita-Sibila
19 enero, 2020

Es la historia de un abuso y asesinato, pero que se transformó en una historia popular. La víctima, Almita Sibila, se ha convertido en un símbolo. Podría decirse que es una santa de la cultura popular: la consideran milagrosa y su historia ya tiene más de un centenar de años.

En 1908 la joven de 32 años, Visitación Sibila, salió en su caballo a realizar unas compras. Era una mujer de piel morena y pelo lacio muy largo.  En el camino se cruzó con un sujeto, también a caballo, que le indicó que lo siguiera. Sibila no aceptó y continuó su camino, pero el individuo la persiguió hasta alcanzarla. El sujeto era Leonardo Condorí y, al estar cerca, la atacó. Almita Sibila se resistió, gritó, pero Condorí le puso una soga al cuello, la tiró del caballo y la arrastró varios metros.

Versiones sobre la muerte

La primera de ellas asegura que Almita Sibila murió al ser arrastrada por Condorí y que luego él la tiró en unos matorrales. La segunda afirma que Condorí quiso enterrarla, hizo un agujero donde no entraba y decidió descuartizarla. Los restos de Almita habrían sido encontrados tres días después en un avanzado estado de descomposición.

La versión más fuerte es la de Amanda Torres, nieta del agente que habría detenido a Condorí. Torres indica que Almita no murió al ser arrastrada, pero sí quedó moribunda, el sujeto aprovechó esta situación y abusó de ella, luego terminó con la vida de la joven apuñalándola varias veces.

La captura del asesino

Francisco Torres era un agente recién salido de la escuela de policía, y decidió él mismo tomar la investigación de Sibila en sus manos. Hasta ese momento nadie sabía qué había sucedido, solo que Almita Sibila estaba desaparecida. El agente utilizó la inteligencia, dedujo que el atacante debía ser un conocido de Sibila. Se vistió de gaucho, y empezó a investigar cerca de la vivienda de Condorí. Luego de varias horas lo encontró, le hizo unas preguntas y determinó que debía detenerlo. Pero no terminó ahí: Torres ingresó al rancho de Condorí y encontró a Visitación Sibila tirada sobre un catre, mutilada, y elementos que indicaban que el asesino había ejercido el canibalismo. Luego el asesino terminaría confesando todos los hechos.

La santa Almita Sibila

La comunidad jujeña, unos años más tarde, convirtió a Visitación Sibila en un alma milagrosa. Ahí se convirtió popularmente en Almita Sibila y hoy es reconocida como la protectora de las mujeres del campo. Se lo considera el primer femicidio de Jujuy. Almita descansa en el cementerio de San Salvador, y ahí es muy visitada, recibe ofrendas y muchos pasan un buen tiempo rezando junto a ella. Jujeños han intentado realizar los trámites necesarios para poder beatificar a Almita.

No votes yet.
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X