clima-header

Buenos Aires - - Lunes 24 De Junio

Home Gente Leyendas Urbanas Leyendas de terror: la Umita  

Leyendas de terror: la Umita  

Por si no alcanzaba con la solapa, la llorona o el lobizón, en Santa Fe también tenemos a la Umita.  

Leyendas Urbanas
la umita leyendas argentinas

Está la riquísima humita. Pero también está la tenebrosa Umita. Vendría a ser un asustador, muy arraigado en el interior. En los pueblos de Santa Fe, donde la siesta aún es sagrada, se sigue “usando” a este personaje con la misma finalidad que La llorona o La Solapa: que los chicos no jodan en la calle a la hora de descansar. Aunque, esta es más bien nocturna, como el lobizón.  

Dicen que la Umita es una cabeza humana sin cuerpo que anda flotando a ras del piso por los caminos solitarios, o aparece en ranchos abandonados. Tiene una larga y desprolija cabellera, ojos desorbitados, dientes desparejos y salientes. Cuando se desplaza emite un llanto lastimero. Se cree que se acerca a los caminantes, no para agredirlos, sino para pedirles ayuda, que consiste en elevar oraciones a fin de lograr la redención, y descansar en paz. Nadie ha contado el motivo del horrendo sufrimiento, aunque sí se acepta que pena por un castigo. No consigue su objetivo, porque el terror que despierta la cara desencajada y los horrendos gritos que emite, espanta a los caminantes.  

Si algún hombre vence el miedo y la encara, debe hacerlo durante toda la noche. Nadie ha conseguido aullentarla. Afirman los paisanos que, en todos los casos, al llegar la madrugada se convierte en un toro o ternero, y allí te cuenta el motivo de su sufrimiento. El mortal que escucha la confesión se vuelve mudo, y de esa manera se conserva el secreto para siempre.  

También creen los santafesinos que, si alguien se anima a soportar el asco y miedo que produce el rostro desencajado, será amigo de la Umita. En ese trance, ella lo acompañará en su camino haciendo de guía, protegiéndolo de los malos espíritus y de los peligros que acechan al caminante.  

Aquellas famosas maldiciones... 

Según cierta tradición la Umita era una mujer joven. En su versión fantasmagórica, sale a pasear con la cabeza separada de su cuerpo. La bruja se divide en dos: la cabeza voladora, donde se concentra toda su vida, y el cuerpo, que permanece inerte mientras dura el hechizo, pero mantiene una vida latente que se manifiesta en el burbujeo que hace la sangre en el cuello. Sus salidas son siempre de noche, para algunos las noches de luna llena, para otros algunos días especiales (viernes, martes, jueves).  

Su grito más frecuente es waq... waq..., parecido al pato. Come excrementos humanos que confunde con manzanas. Tiene los cabellos largos y enredados.  

Se dice que se acerca a los caminantes, no para agredirlos, sino para pedirles ayuda, que consiste en elevar oraciones a fin de lograr perdón y su tan esperado descanso. Por las razones explicadas, nadie ha podido contar el motivo del horrendo sufrimiento, aunque sí se acepta que pena por un castigo. Pero hasta ahora no ha logrado su objetivo, porque cuando se acerca a sus víctimas para pedir ayuda, estos salen velozmente asustados por los horribles chillidos que emite.  

Si algún hombre vence el miedo y logra escuchar lo que la Umita habla, no la entenderá ya que sus chillidos son incomprensibles. Nadie ha conseguido entender lo que ella dice. Afirman los pobladores, que en todos los casos, al llegar la madrugada se convierte en un toro o ternero, y allí ella cuenta el motivo de su sufrimiento y la causa de su castigo eterno. El problema es el que ya explicamos. Todo aquel que pueda escuchar la confesión de este ser se vuelve mudo y, de esa manera, se conserva el secreto para siempre.

Fecha de Publicación: 03/06/2022

Compartir
Califica este artículo
0/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

llorona La llorona es santafesina
Santa Fe solapa ¿Cómo es la solapa?

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Historia
La marca africana La marca africana

La creencia popular dice que en Argentina no hay negros, sin embargo, la población afrodescendiente...

Buenos Aires
Bigua Biguá: un micromundo en el Delta

Un emprendimiento que no para de albergar corazones y enamorar viajeros se erige en la isla del Delt...

Historia
Manuel Belgrano Manuel Belgrano, ¡Extra!. Basta la desunión para originar guerras civiles

La figura belgraniana excede el bronce militar. Intelectual revolucionario y político de fuste, agit...

Nostálgicos
Luis Zorz El maestro del Fileteado

Luis Zorz, Luisito, es el un artista que supo plasmar a través del Fileteado, el recuerdo de ese Bue...

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades