Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Las cosas raras que pasan en Cinco Saltos

Cinco Saltos es considerada una de las ciudades más embrujadas del mundo.

Ubicada al norte de Río Negro, en el límite con Neuquén, Cinco Saltos es una de las localidades del Alto Valle y, si bien se la conoce por su producción frutihortícola, también se ganó a nivel mundial la fama de ser uno de los lugares más embrujados del planeta.

¿Por qué? Porque hay muchos sucesos a los que cuesta encontrarle explicación y las historias datan desde la campaña del desierto hasta la misteriosa aparición de una niña momificada que habría fallecido en las primeras décadas del siglo XX.

Un lugar donde no crece la vida

Uno de los lugares que despierta mayor miedo, intriga y sospechas de brujerías es el llamado Bajo Negro, un sitio en el que no da el sol, donde no crece la vida, donde no vale la pena molestarse en intentar plantar una flor y, según dicen, se congregan personas para hacer actos de brujerías, aunque también se cree que ese sitio está maldito.

Según se cuenta, pueblos originarios y batallones del Ejército argentino se enfrentaron en una sangrienta batalla en ese lugar. Pero lo curioso es que no hubo vencedores y vencidos. O tal vez sí hubo vencidos, pero no vencedores, ya que se cree que nadie sobrevivió a ese enfrentamiento. Por el tremendo derramamiento de sangre en el Bajo Negro, las tierras habrían quedado malditas.

Otra versión indica que no llegó a haber batalla: cuando todo estaba por comenzar, un cacique indígena pronunció unas palabras e inmediatamente un destello iluminó el cielo, haciendo desaparecer a todos los que estaban allí listos para pelear. Es por ello que se cree que no solo el Bajo Negro, sino todo Cinco Saltos, se encuentra bajo una maldición por el derramamiento de la sangre indígena y la de sus enemigos en ese sitio de la Patagonia.

Más acá en el tiempo, no son pocos los que aseguran haber visto a gente vestid de negro realizando rituales de brujería. Al no llegar nunca el sol a ese sitio enclavado entre las bardas de Cinco Saltos, es el sitio preferido para esta práctica. 

Una mujer en la ruta al lago

El Lago Pellegrini es un espejo de agua artificial ubicado en cercanías de la localidad. Se trata de un sitio turístico de Cinco Saltos, pero algo oscuro también se vincula a él, o por lo menos en el trayecto hacia el lugar.

La historia cuenta que en el camino al lago, un espectro aparece en la arteria. Hay una curva en el trayecto entre Cinco Saltos y el lago en la que son frecuentes los accidentes. ¿Negligencia de los conductores? Puede ser, pero no son pocos los que aseguraron que, en el momento del siniestro, vieron algo o alguien parado en el medio del asfalto. Se dice que se trata de una mujer que busca que se accidenten quienes se atreven a circular de noche por esa arteria. Las versiones también indican que esa mujer, a veces va por el costado de la ruta con un bebé en brazos y que se intenta cruzar cuando siente la presencia de un vehículo.

La niña momia

Finalmente, otra de las historias que circulan por Cinco Saltos data del nuevo milenio, cuando un empleado del cementerio halló en una tumba sin identificar una nena de unos 10 ó 12 años momificada: en perfecto estado, se podía distinguir cada extremidad, sus rasgos faciales y hasta sus ojos.

Se cree que la niña falleció en la década del 30 y la encontró en 2002 un empleado que le contó a las autoridades municipales el hallazgo, pero le advirtieron que mantenga en secreto lo sucedido. La conservó en el osario del cementerio pero el rumor comenzó a correr rápidamente.

Nunca se supo de quién se trataba ni qué le pasó, pero la gente del pueblo comenzó a llevarle velas y a rezarle a la nena momificada.

Tres historias, en distintos puntos y distintas épocas en una ciudad enclavada en plena Patagonia que, según dicen, es una de las más embrujadas del mundo.

 

Rating: 3.00/5.