Ser Argentino. Todo sobre Argentina

La leyenda del quebracho colorado

El quebracho colorado es un árbol que quedó al borde de la extinción tras la cruel explotación de La Forestal. Una antigua leyenda lo recordará siempre.

El quebracho colorado, especie autóctona de la llanura chaqueña, tiene una conocida historia, muy ligada a las tragedias económicas de nuestro país. Durante gran parte del siglo XX, una empresa inglesa denominada La Forestal desarrolló una prolífica estructura: más de 40 pueblos y miles de kilómetros de ferrocarril. Pero, cuando terminaron su labor en la década del 60, abandonaron todo. Lo peor, la deforestación: 90% del monte chaqueño desaparecido para siempre. El poderoso quebracho colorado, prácticamente extinto.

Ya en el imaginario popular de los habitantes de la región, corría una tradicional leyenda detrás del quebracho colorado. Según se narra en esta historia, había un cacique de la tribu quichua de nombre Anka. Él era jefe de esta tribu y vivía junto a su hijo Puca-Sonko, del cual estaba orgulloso por ser un joven muy valiente que amaba a la naturaleza. Esta tribu se encargaba de la caza del jaguar, del venado y del quirquincho. Sin duda alguna, esta clase de vida sana y en contacto permanente con la naturaleza les proporcionaba fortaleza, destreza y habilidad. También se dedicaban a la agricultura y la pesca. Sin embargo, un día, la paz y la tranquilidad se vieron alteradas.

Llegaron rumores a la tribu de que se acercaban ejércitos de viracochas con el propósito de conquistar aquellas tierras. El jefe Anka lamentaba que su hijo aún era muy joven para luchar. Lo invitó igual, para que ayudara en la resistencia y en la lucha, porque era muy valiente. Así es que todos tomaron sus armas y escudos, y sin titubear salieron a pelear contra los viracochas. Como conocían bien la selva, los pudieron vencer, ciertamente el estar en contacto permanente con la naturaleza los salvó.

Fuerza y fidelidad

Anka envejeció, enfermó y murió. Esta tragedia aceleró el crecimiento de Puca-Sonko. Debido a la muerte de su padre, debió hacerse cargo de la tribu con todo lo que eso conlleva para un joven. De hecho no faltaría mucho para que se enfrentara a verdaderos desafíos.

Pasó un año hasta que llegaron los rumores de que los españoles iban a invadir todas sus tierras. Sin dudar, la tribu salió hacia al bosque, para enfrentar al enemigo. Los españoles poseían armas que nunca se habían visto. No obstante esto, los indígenas salieron con fe y valentía al campo de batalla.

Pasaron algunas horas y las indígenas comenzaron a buscar al joven Puca-Sonko. Tristemente, lo encontraron muerto, cerca de un árbol inmenso. Su sangre derramada, curiosamente, era absorbida por la base del árbol, que comenzaba a volverse rojo. Este es el origen mitológico del fiel, fuerte y sufrido quebracho colorado.

Rating: 4.50/5.