Buenos Aires - - Domingo 09 De Agosto

Home Gente Leyendas Urbanas La leyenda de un fantasma piola

La leyenda de un fantasma piola

Los asociamos con el terror y nos despiertan escalofríos, pero no todos los fantasmas son maléficos. En el cerro Aconcagua habita un fantasma piola.

Así somos
_cerro-Aconcagua

El cerro Aconcagua es la cumbre de América. Su altura, desde el nivel del mar, es de 6969 metros. Por eso, temporada tras temporada, es visitado por miles de andinistas que buscan desafiar las tempestades, tormentas y falta de oxígeno que supone llegar a esas alturas. Y, desde hace décadas, muchos de esos andinistas regresan a la base asegurando haber visto a un hombre vestido con ropa antigua, que ayuda y guía a las personas que están desorientadas. En ese momento, los pobladores de las villas aledañas cuentan la historia de Juan Stepanek, evidentemente, un fantasma piola.

La leyenda

En el pequeño pueblo de alta montaña llamado Puente del Inca se ubica el cementerio de los andinistas. Como su nombre lo indica, allí yacen los restos de las personas que intentaron subir el Aconcagua (u otros cerros), pero murieron en el camino. Incluso, también hay botas, estacas y vestimenta de aquellas personas cuyos cuerpos no pudieron ser rescatados, pero se los recuerda con sus pertenencias.

Uno de los cuerpos sin vida enterrados en el cementerio es el de Juan Stepanek. Un austríaco, radicado en Rosario, que en 1926 llegó a Mendoza para cumplir el sueño de hacer cumbre en el Aconcagua. Sin embargo, en medio de la escalada, un temporal los mantuvo a Juan y a su acompañante varados durante seis días en medio de la tempestad. Cuando este pasó, su amigo decidió bajar, sin haber llegado a la cima. Pero Stepanek decidió continuar y cumplir su objetivo. Nunca más se supo nada de él.

Veinte años más tarde, finalmente, su cuerpo fue encontrado a 6500 metros de altura, faltando menos de 500 metros para la cima. Los rescatistas decidieron bajar sus restos al cementerio. Sin embargo, su alma decidió quedarse en la montaña.

El fantasma piola

Sin embargo, lejos de elegir quedarse para asustar, matar o desaparecer a los andinistas, el fantasma de Stepanek no hace más que ayudar a las personas que ascienden, pero se desorientan en el trayecto. Muchos montañistas, luego de subir y hacer cumbre, aseguran que, en un momento, se perdieron, pero que apareció un hombre, con vestimenta antigua, que comenzó a caminar por delante de ellos y los volvió a encausar en el camino correcto, desapareciendo instantáneamente. Definitivamente, Stepanek es un fantasma piola, de esos que ayudan, que –en lugar de “descansar en paz”– decidió quedarse y seguir siendo útil, más allá de la vida.


Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

laguna-de-la-niña-encantada1Laguna de la Niña Encantada: el lugar detrás de la leyenda
san-rafael-peatonalSan Rafael, un lugar mágico en Mendoza

Fecha de Publicación: 18/06/2020

Compartir
Califica este artículo
0/5

Temas

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Espectáculos
Mateando con Cande Ruggeri Mateando con Cande Ruggeri

Cande Ruggeri habló sobre sus ganas de ser "la villana" de una tira y respondió "El cuestionario arg...

Argentinos por el mundo
Bella-y-Matías Niñeros de casas

Gracias al housesitting, Bella y Matías tienen la posibilidad de alojarse gratis en casas, y así rec...

Tradiciones
 Fiesta Nacional del Salame Casero Una fiesta que no es para salames

Te contamos sobre un evento especial para los amantes del fiambre y sobre todo del salame. Un festej...

Historia
Puerto-Gaboto0 Puerto Gaboto: el lugar donde comenzó nuestra historia

Puerto Gaboto es un pueblo emblema de nuestra historia que esconde nuestro pasado más remoto y que q...

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades