clima-header

Buenos Aires - - Lunes 27 De Septiembre

Home Gente Leyendas Urbanas Kirikocho: el reverso de la mufa

Kirikocho: el reverso de la mufa

Entre las tantas cábalas futboleras que abundan en nuestro país, está la historia de Kirikocho, un mufa que, bien utilizado, puede ser de mucha ayuda. Recientemente, fue invocado por Dybala en el partido que Argentina jugó contra Chile por la Copa América.

Leyendas Urbanas
Kirikocho

Si hay algo que sobra en el fútbol son las cábalas. Porque –más allá de la preparación física, del planteo técnico, de los talentos individuales y de lo aceitado que esté el equipo– siempre hay una cuota de azar, de imprevisto, de error humano e incluso hasta de mala suerte que puede alterar el resultado. Por eso, es fundamental cubrir todos los frentes con todas las herramientas que estén al alcance. En una de esas búsquedas para prevenir la mala fortuna es que nace la historia de Kirikocho.

Todo comenzó en la ciudad de La Plata, tierra pincharrata, cuando ya estaba terminando la década del 60. Por esos años tuvo lugar la época de oro de Estudiantes, con una seguidilla de títulos nacionales e internacionales que quedarían en el corazón de todos sus hinchas. Sin embargo, se dice que esa racha exitosa tuvo una ayuda extra de la mano de un señor anónimo con una dudosa energía.

 

El mufa

Probablemente no exista cruz más grande para un hombre que cargar con el mote de “mufa”. Una vez que alguien lo otorga, el destinatario queda marcado para siempre. En el caso de Kirikocho, hubo una vuelta de tuerca que le permitió usar su “maldición” a favor del club de sus amores.

Nadie sabe su verdadero nombre. De él se dice que solía estar en una estación de servicio, en las calles 1 y 60, donde aparentemente se dedicaba a levantar quinielas. Andaba las veredas de ese barrio, vecino a la cancha de Estudiantes, equipo del que era hincha. Cada tanto, se acercaba al club para ver los entrenamientos de los jugadores. La casualidad, la mala suerte o (creer o reventar) su sola presencia hicieron que los futbolistas sufrieran una serie de lesiones, de las cuales se le hizo responsable.

Pero, en vez de condenar al hombre y desterrarlo para siempre de su amado Estudiantes, los fanáticos cabuleros dieron con otra solución: si el señor era yeta, ¿por qué no usar esa energía en favor del club? Fue entonces cuando comenzaron a utilizar la mufa en sentido inverso. Kiricocho –como se lo empezó a conocer– se acercaba en las previas de los partidos y saludaba a los jugadores del equipo rival con una palmadita en la espalda. De esa forma –creían– la “maldición” afectaba a los ajenos y no a los propios.

Además, su nombre comenzó a ser utilizado como una palabra mágica para entorpecer las jugadas del equipo contrario. En especial, al momento de los penales. Cuando el jugador adversario tomaba envión para patear la pelota, la gente del Pincha gritaba “¡Kiricocho!”. Si el pateador erraba el penal, ya todos sabían a quién debían agradecer.

 

Una tradición que se extiende

La cábala de Kiricocho, sin embargo, no quedó reservada únicamente para Estudiantes de La Plata: otros equipos, e incluso la selección argentina, han hecho uso del embrujo. El equipo de Carlos Salvador Bilardo, que resultó campeón del mundo en el 86, llevó la tradición a la Copa de México. Lo mismo cuentan sobre el seleccionado conducido años después por Alejandro Sabella. Hay quienes dicen, también, que en el Mundial de Brasil, en 2014, el nombre de Kiricocho se escuchó en cada penal pateado por la selección holandesa, que finalmente perdió el partido y permitió que la Argentina llegara a la final.

Las nuevas camadas de jugadores también tienen muy presente la leyenda del mufa. Hace tan solo unas semanas, en el partido que la selección nacional jugó contra Chile por la Copa América, Pablo Dybala fue el encargado de invocar a Kiricocho, en el momento en que Arturo Vidal se preparaba para patear a favor del equipo trasandino.

 

 

En ese caso, el embrujo no tuvo efecto y el chileno convirtió el gol. Pero, con la selección campeona de América, podemos decir que –en el balance general– la mención del mufa más famoso del fútbol argentino finalmente dio sus frutos.

Fecha de Publicación: 23/07/2021

Compartir
Califica este artículo
5.00/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

cábalas que ahuyentan la mala suerte Las 5 cábalas que ahuyentan la mala suerte
Paulo-Dybala Dybala: un festejo cordobés en Italia

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Historia
Cosme Argerich Cosme Argerich. Primer sanitarista y maestro de Medicina

En tiempos de curanderismo y la charlatanería, Argerich impuso ciencia, con los adelantos de las ca...

Historia
Colectivo chofer Bondi de mi vida. Orígenes y estampas del colectivo argentino

Los apretujados pasajeros de Floresta a Primera Junta del 24 de septiembre de 1928 fueron como los p...

Arte y Literatura
Maca De Noia Te presentamos a Maca De Noia , una fotógrafa muy especial

Es una fotógrafa en constante expansión y movimiento. En sus trabajos se advierten las ganas de crea...

Historia
Domingo y Dominguito Sarmiento Las cartas de Dominguito. Morir por la Patria es vivir

Sarmiento es el intelectual más notable del siglo XIX, con un proyecto desmesurado y totalizante. Qu...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades