Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Historias de fantasmas y colectivos

Dos historias de colectivos y fantasmas. Una en Santa Fe capital y la otra en Rosario.

Para empezar, te contaremos la perturbadora experiencia de un colectivero santafesino. Una noche, un chofer de ómnibus de la ciudad de Santa Fe transportó a un fantasma hasta el cementerio. Hace varios años, Jorge relata que conducía un colectivo de la línea 9. Normalmente, hacía 7 u 8 vueltas nocturnas (en ese entonces existían recorridos por la madrugada).

Una noche, a la una de la madrugada, se subió una señorita en calle Rivadavia y Santiago del Estero. Esta mujer que recogió estaba vestida de blanco. Fue con el coche hasta la cancha de Unión con la pasajera a bordo. Hasta ese entonces, él no percibía nada extraño. Cuando iban llegando al Club Barranquitas, ella le preguntó si le prestaba la campera. Él, muy amablemente, le contestó: “Sí, sin ningún problema”.

Hace muchos años, el 9 doblaba por el cementerio en una curva, por lo cual, cuando llegaron hasta el lugar, ella tocó el timbre y se bajó, para luego ingresar en el cementerio. Jorge recuerda que en el coche iban ocho pasajeros: tres hombres y cinco mujeres, entre ellas se encontraba la señorita de blanco. Cuando la dejó en la parada, todos observaron sorprendidos que ingresó al cementerio atravesando la pared.

Sin poder olvidar el asunto, al otro día, a las once de la mañana, Jorge ingresó al cementerio y comenzó a caminar hasta que llegó a la iglesia que está en el medio del lugar. Allí observó, sorprendido, que en una de las lápidas estaba su campera. Hasta el día de hoy, Jorge recuerda cómo una señorita hermosa de aproximadamente 23 años, que parecía totalmente normal, resultó ser un fantasma.

El fantasma que toca el timbre

Más conocida fue una historia que pasó mucho más acá en el tiempo en Rosario. Al ocurrir en tiempos de celulares y redes sociales, tuvo mucha mayor visibilidad. En la principal ciudad de la provincia, un video filmado por el chofer de un colectivo tuvo en vilo a la población. En la filmación, se puede advertir la presencia de un fantasma que, al pasar por el cementerio, toca el timbre para bajar. Para retratar la insólita situación el colectivero grabó al micro completamente vacío. El chofer de la línea 142 de Rosario aseguró que hizo el registro cansado, porque cada vez que pasaba por el cementerio el timbre comenzaba a sonar en forma insistente. Era como si el espíritu de un pasajero invisible se sintiera defraudado porque el transporte no parara en el lugar. El curioso video fue subido a redes sociales y hasta llegó a reproducirse en la televisión local. 

Hay que decirlo. Cuando alguien asegura encontrarse con un fantasma, es tomado a broma. Eso le sucedió al chofer de la 142 de Rosario Bus. Así que decidió grabar un video para mostrar la situación paranormal que se vive en su colectivo. Así y todo, muchos dudan de su veracidad. Aquello de “si no lo veo, no lo creo”.

Quizás haya más anécdotas de episodios fantasmales en el transporte público de nuestra provincia. Estas dos son una referencia, por haber ocurrido en las dos principales ciudades.

No sabemos, con certeza, si la veracidad de estas dos historias es absoluta. Pero las leyendas existen. Y está bueno ayudarlas a perdurar. Porque estos relatos también nos ayudan a mostrar nuestra santafesinidad.

Rating: 0/5.