clima-header

Buenos Aires - - Sábado 13 De Agosto

Home Gente Leyendas Urbanas El alma de una niña que vive en el Lanín

El alma de una niña que vive en el Lanín

El imponente coloso observa el paso del tiempo con su nieve eterna. El volcán Lanín, majestuoso testigo de historias, hoy nos cuenta la suya.

Leyendas Urbanas
Lanín

En la provincia de Neuquén, próximo al cruce internacional Tromen, se encuentra este coloso de 3747 m de altura. Rodeado de valles, lagos y montañas, el Lanín pierde su mirada en el horizonte de nieves eternas. Atesora, entre sus lavas y gases, historias de todas las épocas, entre ellas la propia.

El principio de la historia

Cuenta la leyenda que, hace cientos de años, la cumbre del volcán Lanín era custodiada por Pillán (un dios maligno). Este habitaba la cumbre del coloso, desde donde observaba las montañas y velaba por la naturaleza. ¡Y es que, pese a ser una divinidad del mal, era justiciero y defendía la naturaleza con uñas y garras!

Una tarde, un grupo de jóvenes huaiquimiles se alejaron de la tribu para ir a cazar huemules. De este animal, consumían su carne y también sus pieles, con las cuales se confeccionaban parte de sus abrigos y vestimentas. Finalmente, la odisea por cazarlos los llevó al piedemonte del volcán Lanín. Allí su guardián los vigilaba furioso.

Al ver cómo sacrificaban a los animales, el dios Pillán perdió la razón. Rápidamente transformó su enojo en una gran tormenta, e hizo que el volcán arrojara lava, humo, llamas y cenizas. Buscaba generar miedo y terror en la tribu, ¡y lo logró!

¿Cómo hacer para calmar las aguas?

Preocupada por el fenómeno causado por Pillán, la tribu decidió recurrir a la sabiduría del más anciano de la tribu. ¡Querían saber cómo hacer para apaciguar la ira de este dios! El brujo pasó varios días recluido en una cueva, pensando y repensando cuál sería la mejor solución, hasta que finalmente encontró la respuesta. Con gran dolor, les comunicó a todos los huaiquimiles que deberían sacrificar a Hueilefun, la hija menor del cacique.

Así fue que Quechuán, el joven más valiente de la tribu, fue el encargado de llevar engañosamente a Hueilefun al punto indicado por el brujo: “El lugar donde vivían los vientos más intensos”.

Allí entre los rayos y nubes de cenizas que envolvían al volcán Lanín, apareció un ave. Era un gran cóndor andino con ojos brillantes, que desafiaba la intensidad del viento con su vuelo acrobático. Rápidamente tomó a la joven niña y la depositó en el cráter del volcán.

La paz llegó blanca y silenciosa

Como por arte de magia, una densa bruma envolvió al coloso. La paz llegó en forma de nieve… blanca y copiosa. Cubrió el cráter, apagó el fuego y, misteriosamente, sembró un estremecedor silencio eterno en aquel paisaje de montañas. Los huemules encontraron más años de vida, Hueilefun un descanso eterno en el interior del volcán y el gigante Lanín una quietud eterna.

Fecha de Publicación: 26/10/2021

Compartir
Califica este artículo
0/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

futre El jinete sin cabeza argentino

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Historia
Invasiones Inglesas Invasiones Inglesas. Los Cantos a la Patria naciente

Las invasiones británicas de 1806 y 1807 terminaron de socavar las estructuras perimidas del Virrein...

Arte y Literatura
Charco Press Charco Press: literatura latinoamericana en inglés

Carolina Orloff es una argentina radicada en Edimburgo, Escocia, que fundó la primera editorial de l...

Historias de gente
Circo Sarrasani. Circo Sarrasani. “¡Mamá! ¡Mi tía Trude parece un princesa!”

La saga del Sarrasani, el circo más querido de los argentinos, continúa en la entrevista a Karin Kun...

Espectáculos
Gabriela Acher Acher por Acher. Una biografía comentada

De las mejores humoristas y autoras del Río de la Plata, y en plena vigencia, aplaudida en giras kil...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades