Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Una mujer hecha con esfuerzo y mucha solidaridad

Te contamos la historia de superación de Vanina.

Los días de Vanina Marinero transcurrían con tranquilidad en su Albardón natal (San Juan), cuando su papá, portero de escuela, fue trasladado y su vida cambió rotundamente. Ya no trabajaría más en las tareas del campo, que había aprendido a hacer. Ni podría ir a la escuela caminando o en bicicleta, sino que tendría que tomar un colectivo. El dinero era imprescindible.

Entonces, esta joven impetuosa decidió trabajar de cualquier cosa para poder pagarse sus pasajes y terminar sus estudios secundarios. Fue así como comenzó a realizar tareas de limpieza en casas de familia. Luego, fue contratada por una empresa de aseo profesional.

Vanina compartió su testimonio y contó que, en ese lugar de aseo profesional, le tocó desempeñarse durante un tiempo en el Museo de Bellas Artes Franklin Rawson, pero en la actualidad está destinada al Centro de Salud René Favaloro, más conocido como La Rotonda.

Siempre con una sonrisa, Vanina se mostró más que satisfecha con su trabajo, que le permite ganar el sustento, además de conocer muchas personas y seguir aprendiendo. Pero la joven tiene además otra faceta: la solidaridad.

En su tiempo libre, después de jornadas de 8 horas de trabajo con alto compromiso físico, asiste al Refugio del Proyecto Águila, fundado por Vivi Fornés, para darles una comida, cama y sanitarios a personas en situación de calle. Allí Vanina colabora con las labores que sean necesarias.

Hoy asegura que trabaja con compañeros varones de igual a igual y que, más allá de las dificultades que presente la vida, siempre se puede salir adelante.

Fuente: Canal 13 San Juan

Rating: 3.50/5.