Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Una abanderada de 7 décadas

En medio de una pandemia y un extensa cuarentena, esta historia nos demuestra que nunca es tarde para aprender cosas nuevas. Te contamos la historia de la abanderada de 7 décadas.

Es la historia de Elva Conti que, con 78 años, le hace frente a una pandemia mundial. Llena de vida y de entusiasmo, Elva sigue manteniendo sus clases en modalidad online. Para seguir aprendiendo y seguir disfrutando. Esta mujer cordobesa busca superarse un poquito más todos los días. Su familia la apoya y ella le da para adelante. Vive en la localidad de Isla Verde y desde allí recibe todos los contenidos educativos necesarios. Este pequeño poblado está situado en el departamento Marcos Juárez y compuesto por 4390 habitantes según el Indec, 2010. Se encuentra a 311 km de la Ciudad de Córdoba y sus principales actividades económicas son la ganadería y la agricultura. En medio de una zona rural, Elva apuesta a aprender cada día más.

Entre broma y broma...

Cuenta que sus aventuras de escuela comenzaron en el acto escolar de uno de sus nietos. A modo de chiste, Elva le comentó al pequeño que el año que vendría sería ella quien asistiría a las clases. Era solo un chiste, pero como dice el refrán, “entre broma y broma, la verdad se asoma”, y esta broma no tardó en hacerse realidad. Elva retomó el secundario en el año 2018, porque una de las secretarias de la escuela la anotó. De pura casualidad. Pero siguió y siguió.

Educación online

Al día de hoy, llegó al tercer año y no piensa dar brazo a torcer. Desde el comienzo de la pandemia todo cambió. Elva no solo tuvo que aprender los contenidos de la currícula educativa, sino también nuevos medios de comunicación. Con 78 años se adaptó a estos tiempos modernos de enseñanza y pedagogía: lo logró. Elva nunca tuvo computadora, y tampoco la necesita. En la actualidad se maneja con su cuaderno y lapicera, haciendo todos los trabajos a mano alzada. Con esfuerzo y dedicación, esta mujer lleva al día sus estudios y se propone aprender cada vez más sobre el mundo. Sus nietos y familiares la ayudan a adaptarse a la virtualidad, y la apoyan para que siga. Sin embargo, Elva prefiere no molestarlos. Se las arregla sola y se encarga de su formación. ¡Hasta llegó a tener reconocimiento por su desempeño como alumna!

La recompensa

Actualmente, es abanderada de la bandera de la Provincia de Córdoba. Y nos demuestra que no existen excusas para triunfar. Elva tuvo sus dudas con los comienzos de la cuarentena, ya que sospechaba que no iba a poder adaptarse a la nueva modalidad. Sin embargo, sus hijos y nietos la convencieron de seguir y la empujaron para no abandonar. Casi terminando el año lectivo escolar, Elva cuenta que lo que más le cuesta son las matemáticas. Ya que encuentra muchas diferencias entre las modalidades de antes y las de ahora. 

A los más grandes Elva les dice que “no tengan miedo de ir a la escuela, porque los profesores ayudan mucho”. Y a los más jóvenes les dice que “no abandonen, sigan. Porque ellos tienen futuro”. Pero Elva no es de las palabras, es del ejemplo. Su historia de vida dice mucho más de lo que las palabras pueden expresar. Con 78 años no se rinde y busca llegar a su título escolar. Viviendo nuevas experiencias y dedicándose a recolectar nuevos conocimientos. 

 Hoy, es protagonista de los medios cordobeses. Ya que su historia nos comparte aliento para seguir aprendiendo a través de la virtualidad. Elva es un impulso tanto para los adultos mayores, como para los jóvenes. Y por eso le agradecemos. ¡Grande, Elva!

 

Rating: 0/5.