Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Un taxista rumbo a Netflix

Los argentinos somos “cholulos” y, por eso, te contamos la historia del taxista que va camino a Netflix y lleva a Guillermo Francella como pasajero. Se trata de un cordobés que vivió un episodio de película.

El mes de mayo llegó a Córdoba con muchas noticias faranduleras. Por eso, todos los cordobeses aprovechamos y sacamos nuestro lado “cholulo” a la luz. Según nuestro diccionario, “cholulo” es una palabra bien argentina que nos define como admiradores de los integrantes de la farándula o con fama de algún tipo. Además, sería el término que se usa para describir a las personas que buscan relacionarse con famosos y “sacar chapa”. En Córdoba tenemos mucho del cholulaje, y es por eso que te contamos la historia del taxista que se dirige hacia Netflix.

 

Un granizo en Córdoba

En medio de un contexto desalentador y de pandemia, cualquier excusa para distraernos es buena. Con este panorama, la plataforma audiovisual Netflix decidió apostar a las producciones argentinas y tomar como escenario a La Docta. El film que está siendo grabado en Córdoba lleva el nombre de Granizo y cuenta con la dirección de Marcos Carnevale.

Esta producción se convirtió en el tema de conversación de todos los medios locales y nacionales. Sobre todo, es furor en Córdoba, donde todos esperan su estreno con ansias. ¿El motivo de la efusión? La trama de la película transcurre en diferentes espacios 100% cordobeses. Entre ellos, la mítica esquina de Av. Colón y Gral. Paz, Costanera, el estadio Mario Alberto Kempes y el Paseo del Buen Pastor. En medio de esta producción y revolución, un cordobés vivió un episodio “cholulo” y de película...

 

Casualidad o causalidad

Cristian es un taxista cordobés que tuvo un golpe de suerte. De repente y sin previo aviso, fue seleccionado especialmente porque necesitaban un auto de las características del suyo. Así fue que tuvo la oportunidad de formar parte del elenco de Granizo. Obviamente, luego de su experiencia, habló con los medios locales para contar los detalles de la situación. “Estoy muy bien, feliz. Necesitaban un auto, una Surán, y dio la casualidad que yo tenía una y se comunicaron conmigo y bueno... pudimos hacer esto”, comenzó relatando Cristian.

 

Un momento inolvidable

Además, contó su experiencia como actor de reparto y chofer de película:

“Yo estaba todo el tiempo con el auto, inclusive hasta ayer que fue la escena en el aeropuerto, y lo manejaba Marcos, el director (que hizo su cameo como conductor del taxi)… Estuvimos también en Colón y General Paz, que fue un despliegue total, no lo podía creer. Estaban todos los inspectores y yo haciendo marcha atrás con el auto hacia Colón y General Paz. No lo podía creer”

Impactado por la impunidad que le otorgaba estar en el medio de una producción cinematográfica, recordó entre risas las faltas que cometió conduciendo dentro del set. Además, explicó cómo fue todo:

“Estaba con el equipo de producción, fui con ellos a todos lados, donde ellos se movían yo los seguía para acomodar el auto, ver como ellos buscaban la toma, y toda esa cuestión. En el auto estaban todas las cámaras”

Sobre la relación con su "chata", contó : “A la Surán la tengo desde hace cuatro años, la compré usada. Tratamos de mantenerla lo mejor que se puede. La manejo yo únicamente”. Ahora, la conexión con su “chata” es más fuerte, ya que le aportó un “respiro económico” en medio de esta pandemia.  

Codo a codo con actores

Ahora, Cristian se codea con famosos de renombre. Si, incluso, estableció conversaciones con el mismísimo Guillermo Francella, protagonista del largometraje. Sobre su contacto con el artista, cuenta:

“Guillermo Francella es muy buena onda y muy buena persona sobre todo. Me quedé admirado de su manera de ser, para mí es un monstruo, no sabía si pedirle una foto o no, él me dijo ‘pero claro que sí’, se sacó fotos con todo el mundo, no tuvo ningún problema, la verdad es que fue excelente”

Sobre los encuentros, recordó:

“La primera vez que lo tuve cerca fue en la 27 de abril y Obispo Trejo, mientras Marcos (Carnevale, el director) se subía al auto y me preguntaba cómo lo hacía arrancar y toda la cuestión, si tenía algún secreto o algo. Lo tuve ahí cerca, pero no pude hacer nada porque estaban por filmar y grabar toda esa escena. Y después cuando me quise animar a arrimar a pedirle una foto justo cayeron todos los periodistas, hicieron una ronda y no pude. Pero ayer en el aeropuerto lo tuve al lado. Ahí aproveché y me saqué una foto”

¡Aplausos para Cristian, la nueva estrella cordobesa!

Rating: 4.50/5.