Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Un perro empresario

Te contamos la historia de un perro que se puso su propio negocio para poder solventar su operación. Se dedica al mundo gastronómico y la rompe con sus ventas…

Se trata de Felipe, un perrito cordobés con muchas ganas de vivir. Es un cachorro callejero que apela al amor de la vecindad de Nueva Córdoba. Este animal deambula por la zona y es alimentado con comida y amor por los miles de estudiantes que la habitan. Hace un tiempito sufrió un accidente: lo chocaron con un auto. Y, como todos sabemos, los tratamientos veterinarios son caros, sobre todo para la economía estudiantil, por eso Felipe decidió vender chipá misionero.

Perro instagrammer

Felipe es un casi Golden que hace uso de las redes para promocionar sus ventas, con el carisma que solo un perrito así puede tener, logra tener cada vez más seguidores. Obviamente, logra todo esto con "una mano humana”.  Esta mano humana es brindada por una pareja de jóvenes amantes de los animales. Ramiro y Milagros son parte de la vecinada de Nueva Córdoba y decidieron lanzar esta campaña para poder curar a Felipe. En las redes de este can, llamada @felipe_comunitario, solicitan donaciones y nueva clientela para la venta de chipá. En el instagram de este perrito influencer comparten contenido simpático que ayuda a la difusión de la situación. La foto más famosa es una en la que aparece Felipe con un llamativo cartel: "Vendo chipas para mi recuperación".

Las habilidades de marketing que adoptaron los salvadores del cachorro son admirables. Hacen de cuenta que Felipe le habla a la comunidad, y eso es un camino directo a la empatía.

"¡Amigos! ¿Me ayudan? Sin ustedes no podría. Como les conté en mi publicación anterior, estoy haciendo fisioterapia para recuperarme y necesito pagar mis gastos".

En otra de las imágenes se ve al pichicho acostado mientras le hacen algunas aplicaciones de fisioterapia con cables y electrodos. Con esa foto, Felipe cuenta "Estoy bien de salud pero hace un tiempo me atropellaron y lastimaron mi caderita izquierda, pero me operaron. Y ahora necesito hacer rehabilitación, que es muy importante".

A los chipacitos, para los chipaceros

El emprendimiento de los chipá ya existía antes del incidente del cachorro. Ramiro es oriundo de Misiones y tiene los secretos para el chipá ideal, por eso decidió generar su propio negocio. Ya que no había encontrado en la ciudad de Córdoba ningún lugar donde vendan chipá misionero. Así fue que se largó, con ayuda de Milagros generó su clientela. Cada vez son más los consumidores de estos chipá ricazos. Por eso, cuando vieron la situación de Felipe no lo dudaron: ayudarían al Golden callejero a recuperarse. Ganas no faltaban, amor tampoco. Por eso hoy siguen en esta campaña que busca salvar la vida de este cachorrito. Además, no solo buscan fondos para las operaciones, sino también un alma caritativa que se anime a llevar a Felipe a su casa. Ya que el cachorrito necesita cuidados especiales y ya se acostumbró a ser mimado. 

Una familia para Felipe

Este perrito tiene 5 o 6 años y busca un hogar en la provincia de Córdoba. Mientras, es noticia en todos los medios. Porque, en medio de una pandemia mundial, las buenas noticias son necesarias. En este caso, esta pareja de jovenes nos muestra que con simples actos podemos cambiarle la vida a un ser vivo de esta tierra. Además, este contexto nos agarra reflexionando sobre la necesidad de crear un nuevo mundo donde quepamos todos los seres. La urgencia de un cambio en nuestra responsabilidad con el medio ambiente y una premisa fundamental: nos salvamos entre todos. La historia de Felipe es un ejemplo, es representativa de muchas otras historias. Hoy en día son muchas las ONG, fundaciones y grupos que luchan por la vida de los animales. Como también por sus derechos y para poder brindarles una vida digna. Rami y Mili, son un ejemplo.

 

Rating: 0/5.