Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Un baño de reflexión

Un cordobés tomó un baño en medio de una fuente de Córdoba. Fue viral y marchó directo para la cárcel. Pero acá te contamos lo que no sabías...

Estas son cosas que pasan un día normal en la ciudad de Córdoba. En este episodio de la ciudad de las macanas sucedió algo un poco imprevisible. El protagonista es Cristian Figueroa, un hombre de 38 años que decidió tomarse una ducha en la Fuente del Perdón, ubicada al frente del Patio Olmos. Se trata de un punto muy transitado de la ciudad, lo que generó que muchas personas fueran espectadoras del momento. El baño provocó un escándalo, se grabaron videos que se hicieron virales, y hasta salió en las noticias. Muchos vivieron un episodio humorístico en vivo y en directo. Sin embargo, la historia no terminó bien: apenas se enteraron las autoridades, muchos policías rodearon la fuente. Fue así que se llevaron preso al protagonista del baño nudista en medio de la ciudad.

Lo central radica en que el hombre padecía enfermedades mentales. El episodio de la fuente fue uno más de muchos en su vida. Ya que, cuando tiene brotes, no se puede controlar. Su familia cuenta que llevaba desaparecido varios días, y que lo estaban buscando. Lo que empezó como humor, tiene tintes trágicos. Porque este hombre que no gozaba de su salud mental recibió un trato muy poco digno por parte de la policía. Y por parte de la comunidad cordobesa, también. Los videos del baño se viralizaron y causaron la risa de muchos.

Un poco de empatía

Esta situación dio a conocer la situación de “los locos” en nuestro país. Las personas que padecen de alguna psicopatología o una enfermedad mental no pueden acceder al cuidado ni a los derechos básicos. Este hombre hoy es el hazmerreír de la provincia y del país. Su familia y él sufren por eso. Además, recibió golpes y malos tratos por parte de la policía, sin contar que lo llevaron preso. Las primeras hipótesis de los agentes policiales fueron que el hombre estaba bajo los efectos del alcohol o las drogas. Sin embargo, Cristian padece de una enfermedad mental: una posibilidad que los oficiales nunca barajaron. Esto da cuenta de la poca formación que recibe la institución policial en torno a temáticas sensibles. Por eso, este episodio del baño nudista, además de generar risas, confusión y una mezcla de emociones, debe generar también un poco de reflexión.

Rating: 0/5.