Buenos Aires - - Martes 11 De Agosto

Home Gente Historias de gente Solidaridad argentina en Madrid

Solidaridad argentina en Madrid

Adrián Rojas es un chef argentino que vive hace 10 años en España. Durante la cuarentena, ayuda a llevar un plato caliente a quienes no tienen qué comer.

Historias de gente
Adrián Rojas

La solidaridad es un rasgo que distingue a los argentinos. Tal vez tenemos algunas cosas malas (varias), pero cuando hay necesidad la gente siempre responde. Esta vez, pasó exactamente eso, solo que la solidaridad argentina impactó en España. Porque son muchos los que emigraron hacia allí y hoy hacen algo por la ciudad en la que eligieron vivir. Esta es la historia de Adrián Rojas, un chef que hoy cocina para quienes más lo necesitan.

De un día para el otro, la fisonomía de Madrid cambió. Cuando el mundo era normal, el barrio de Malasaña estaba repleto de bares bohemios y restaurantes trendy. Fue allí donde Adrián Rojas eligió abrir su local, Casa 28, hace exactamente un año. Él es oriundo de Monte Grande (Buenos Aires), pero vive en España hace ya 10 años, durante los cuales trabajó en varios restaurantes reconocidos.

De un día para el otro –decíamos– todo cambió. Donde antes había gente disfrutando y pasándola bien, hoy hay silencio y soledad. Sin embargo, cada mediodía, cientos de personas se acercan al negocio del chef argentino por un motivo básico y fundamental: tienen hambre. Es que Adrián prepara, en pleno centro de Madrid, una olla popular para que quienes no tienen otra alternativa puedan acceder a un plato de comida caliente.

Carnicería Bar CASA 28

El comienzo de la iniciativa

Todo comenzó cuando el Gobierno español ordenó la cuarentena obligatoria para frenar el avance del coronavirus. La primera acción que tuvo fue casi instintiva: como tenía comida descongelada y algunos alimentos perecederos, los dejó en la vereda junto a un cartel: "Llevate lo que quieras, es gratis".

Pero una idea quedó rondando en su cabeza: qué iba a pasar con toda la gente que no tenía para comer, ahora que nadie podía ayudarla. Fue así como, junto con su mujer, decidieron inaugurar esta olla popular.

A partir del 17 de marzo, comenzó a cocinar y no paró. Por suerte, otros vecinos se hicieron eco de su gesto solidario y se sumaron: donaron elementos para la cocina, dinero y comida. Incluso, hay un niño que se acerca con su tablet para que quien lo necesite pueda usar internet y conectarse con su familia.

Adrián Rojas pone su granito de arena para que todos salgamos lo mejor posible de esta crisis, en su caso, en España, uno de los países más afectados por la pandemia. A veces, lo único que hace falta, son dos manos con ganas de ayudar. Una vez que la máquina se pone en marcha, es imposible no subirse al tren.

Imagen: Guía Repsol

Fecha de Publicación: 18/04/2020

Compartir
Califica este artículo
0/5

Temas

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Espectáculos
Cande Ruggeri Mateando con Cande Ruggeri

Cande Ruggeri habló sobre sus ganas de ser "la villana" de una tira y respondió "El cuestionario arg...

Argentinos por el mundo
drop-jazmin1 Del fernet cordobés al café árabe

Te contamos la historia de una cordobesa que está triunfando del otro lado del charco. Trabaja en el...

Tradiciones
Una celebración de buena madera Una celebración de buena madera

La ciudad misionera de San Vicente se convierte todos los años en cuna de la Fiesta Nacional de la M...

Historia
Historia43 La otra forma de hacer ciudad

El cambio de modelo que la modernidad impuso influyó de manera muy fuerte en los estándares de vida....

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades