clima-header

Buenos Aires - - Miércoles 28 De Julio

Home Gente Historias de gente Operado, sin memoria y en pandemia

Operado, sin memoria y en pandemia

José Luis Pérez pasó por esas tres circunstancias. Sin embargo, con 55 años, logró recibirse de profesor de Lengua y Literatura. Estar en pandemia no es excusa.

Historias de gente
Operado y sin memoria

Como buen mendocino, citaré la letra de la canción “Eterna Soledad”, de los Enanitos Verdes, y dejaré el link para quien no la conozca. Al final, el estribillo dice: “Hay que correr el riesgo de levantarse y seguir cayendo”. Bien podría ser una frase biográfica sobre José Luis Pérez. Este mendocino de 55 años superó múltiples obstáculos que le puso la vida y, tras 14 años, logró recibirse de profesor. Fue operado en múltiples ocasiones, tuvo varios episodios de pérdida de la memoria y rindió el final en pandemia a pleno.

Al terminar el secundario, José Luis se planteó lo que se plantea el común de los argentinos. Eligió una carrera y comenzó, sin embargo, las necesidades familiares lo pusieron en su lugar. “Cuando uno está casado y tiene hijos, tiene que cubrir las necesidades de la familia. Yo me recibí en el secundario y empecé la carrera para ser maestro, en el Magisterio, cuando eran dos años. Pero, al tener que trabajar, tuve que dejar los estudios”.

Así comenzó a trabajar en una empresa donde hoy lleva más de 30 años. Sin embargo, en 2006 le sugirieron la idea de volver a estudiar la carrera que tanto añoraba. “En aquel momento, mi hija de 18 años quiso comenzar una carrera y que yo la acompañara. Buscó algo que fuera accesible para los dos y encontró esta carrera en el Instituto Tomás Godoy Cruz. En 2006 rendimos muy bien los dos para ingresar”. Y, cuando dice que rindieron muy bien, es muy bien: “Fue una sorpresa mi lugar en el orden de méritos porque terminé número 25 de 300 inscriptos”.

Problemas de salud

Antes de empezar a estudiar, comenzó a tener algunos problemas físicos. “Tuve varios problemas de salud. En 2004 se me cortó un tendón. Después me caí y se me quebró el brazo izquierdo. Y en 2005 me operaron del hombro. Pero, en 2006, se me presentó la oportunidad de estudiar, ya que pensé que me podían llegar a echar de la empresa donde trabajaba, entonces así tenía una herramienta para seguir adelante”, explica José Luis sobre su decisión de retomar los libros.

“En 2007 volví a tener una operación para que me sacaran los tornillos. Y más tarde tuve inconvenientes en el tendón de Aquiles de la pierna derecha. Otra vez, me operaron. Y en la recuperación se me infectó la herida, casi me cortan la pierna”, sentencia el profesor que, para esa altura, parecía imposible imaginar lo que, tiempo después, logró.

Problemas mentales

Pero, a todas las vicisitudes que se le habían presentado, se sumó algo totalmente imprevisible. “A fines de 2007 empecé con problemas de memoria. Los médicos me dijeron que tenía que ver con la alimentación y el nivel de los triglicéridos. Eso generaba pérdidas de memoria y episodios violentos. A finales de ese año, me presenté a rendir una materia que había preparado durante 3 meses, pero cuando tuve que empezar a hablar no me acordaba de nada. Tuve que disculparme, pararme y retirarme de la mesa”.

Así, la carrera de José Luis fue completándose de a poco, muy lentamente, y a medida que iba superando los obstáculos que se le presentaban. Todo sea por su pasión: “Lo que me apasiona es la parte de literatura. Yo soy lector desde que era adolescente. Y mi verdadera pasión es la historia”. Además, el profesor confiesa que ya estaba satisfecho con el solo hecho de haber rendido algunas materias: “Yo quería demostrarme a mí mismo que iba a poder hacer la carrera. Y no me hacía falta terminarla, porque ya sabía que podía”.

Y, como siempre, y sobre todo en pandemia, la familia jugó un rol importantísimo. “Es todo un evento el hecho de haberme recibido. Lo he festejado con toda la familia porque han tenido que soportarme durante todos estos años. Fue el soporte para que yo lograra terminar. En más de una oportunidad pensé que no seguía más, cuando me faltaban 2 o 3 materias. Incluso, si desaprobaba la última materia, no la iba a rendir nuevamente”.

 

Fecha de Publicación: 19/07/2020

Compartir
Califica este artículo
4.50/5

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Arte y Literatura
Silvina Ocampo Silvina Ocampo. Tan desarticulada

Desarticulada era una de la autodefinicaciones favoritas de Silvina Ocampo. Su escritura corroe las...

Salud y Estética
Vida de Yoguini Moderna - Yoga Challenge - Quinta parte Quinta práctica del Reto Yogui

Avanzamos con el reto. ¡Vamos que falta poco para el final!

Empresas y Negocios
Mural Unicornio Mural, un nuevo unicornio argentino

La empresa que digitalizó las pizarras de las salas de reuniones ya está valuada en más de 1000 mill...

Historia
Revolución del Parque Revolución del Parque 1890. Nace la política contemporánea argentina

El movimiento cívico-militar que fracasó el 26 de julio de 1890 marcó el camino del imperio democrát...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades