Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Música en los vagones

Desde hace 14 años, Elías se sube todas las mañanas al tren Sarmiento para brindarles su música a los pasajeros. Te contamos qué hace durante la cuarentena.

Hay momentos, en apariencia insignificantes, que nos pueden cambiar la vida. Pequeñas decisiones que se vuelven enormes. Eso le pasó a Elías Perea cuando un amigo lo invitó a preparar una canción y, juntos, la tocaron en un vagón del tren Sarmiento. Eso sucedió hace 14 años. Desde ese día, y hasta que comenzó la cuarentena, Elías le pone música al viaje cotidiano de cientos de personas que se trasladan del conurbano a la Ciudad de Buenos Aires.

El sueño de Elías siempre fue vivir de la música. Y hoy puede decir que lo ha logrado. Claro que, en el futuro, tiene pensado dejar atrás los vagones del tren y profesionalizar su carrera. Pero, de a poco, ha comenzado a construir ese camino. Ya lanzó su primer videoclip, del tema “Mami Lúcete”, que tiene casi 300 mil reproducciones. Además, hace shows en eventos.

 

Elías tiene 29 años y trabaja desde los 12. Junto a sus padres y a sus siete hermanos, llegaron desde Salta cuando él tenía unos 10 años. Antes de que la música formara parte de su día a día, hizo de todo. Fue cartonero, ayudó a su papá a vender tortillas en la calle, fue limpiavidrios, y vendedor de flores y de pan en el tren Sarmiento.

Pero, desde aquel día que se subió con su amigo por primera vez a cantar, su trabajo consiste en alegrarles el día a los pasajeros del tren. En general canta canciones conocidas de cumbia y reggaetón. La gente canta, aplaude y ríe con él. Y, por supuesto, le dejan su colaboración, gracias a la cual Elías puede mantener a sus dos hijos.

Siempre una vuelta de rosca

La pandemia y la cuarentena –como les pasó a muchos otros– afectaron su trabajo. Ante esta situación, el cantante decidió buscarle una vuelta virtual a su performance. Comenzó a realizar “shows a la gorra virtuales” a través de su cuenta de Instagram. Allí, deja un link para que lo ayuden quienes quieran y puedan hacerlo. Así, los que lo siguen en los vagones cada mañana hoy pueden hacerlo a través de las redes.

Y él, como siempre, le va poniendo el pecho y buscando la vuelta a su sueño. El futuro seguramente le traerá muchas sorpresas más.

Rating: 0/5.