Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Moira Millán y un movimiento por el buen vivir

El Movimiento de Mujeres Indígenas por el Buen Vivir busca recuperar las formas ancestrales de recomponer la relación armónica con la tierra.

Hasta hace pocos años, el 12 de octubre se conmemoraba el Día del Descubrimiento de América, o el Día de la Raza. Las nuevas discusiones y debates en torno a la historia del continente y del país resignifican lo que hoy festejamos como el Día del Respeto a la Diversidad Cultural. El planteo de festejo es también una posición de reivindicación y lucha: así lo comparte Moira Millán.

Moira nació en el pueblo de El Maitén, provincia del Chubut, y es weichafe de la comunidad mapuche-tehuelche de Vuelta del Río. Es activista, referente e impulsora del Movimiento de Mujeres Indígenas por el Buen Vivir, colectivo de mujeres que se creó en junio de 2018, luego de la Marcha de Mujeres Originarias por el Buen Vivir. Weichafe significa "guerrera", y Moira busca interpelar así a todas las personas que la escuchan no solo en la patagonia, sino también en Argentina y en distintos puntos del mundo.

Millán escribió en 2019 El Tren del olvido, obra publicada por Editorial Planeta, que es una novela histórica donde rescata las luchas, la cultura y las historias olvidadas de los mapuches: una especie de contramemoria que plasma la lucha diaria. La dicotomía de colonizadores y colonizados no se explica así, ya que se describe una serie de intersecciones culturales complejas donde no hay binarismo: esto no es una lucha simple entre un pueblo colonizador (los blancos) y uno colonizado (el mapuche). Lo que se describe es una serie de intersecciones culturales y sincretismos complejos, pero lo que sí queda claro es que los mapuches son sobrevivientes; una invitación a la re-lectura y re-aprendizajes de la memoria histórica de la que siempre hay que volver para educarse más.

Moira no solo discute sobre colonialismo, también lo hace dentro de las agendas del feminismo, de las instituciones, del ecologismo y de los derechos humanos. Una guerrera que pelea por el buen vivir como derecho para todas las personas, en todas las aristas. 

El Movimiento de Mujeres Indígenas por el Buen Vivir nació en 2013: fue a partir de la película Pupila de Mujer: mirada de la tierra que Moira recorre aún más otras comunidades y conoce a otras mujeres con las que comparte la forma que cada una tiene de preservar la cultura ancestral a través de la educación, la salud y la música: un relato hecho película.

Además, se realizó una marcha multitudinaria (en 2015), un Parlamento de Mujeres Indígenas (en 2019), un Campamento de Pueblos contra el Terricidio (este año): un concepto que Moira y sus hermanas vienen trabajando desde una mirada indígena, para explicar cómo el sistema actual va destruyendo la vida tridimensional. “Los pueblos indígenas creemos en la vida tridimensional del cosmos: hay ecosistemas tangibles, hay pueblos, y también hay energías que constituyen ecosistemas perceptibles, o espirituales, el mundo mapuche los llama gñen”, se dirá en distintas entrevistas, charlas y conferencias.

El Movimiento, desde sus inicios, es de mujeres indígenas organizadas de manera autónoma y sin ningún tipo de apoyo, porque es un colectivo antipartidarias, anticlericales y antipatriarcales. Y uno de sus objetivos es el de ir recuperando las formas ancestrales de recomponer la relación armónica con la tierra, desde un desarrollo social, cultural, económico y espiritual que contribuya a un respeto y sustentabilidad entre los pueblos y territorios, tan desgastados por las lógicas de consumo actuales.

Moira Millán, la Marcha y el Movimiento de Mujeres Indígenas por el Buen Vivir son la visibilización y el debate de las diversificaciones identitarias que existen no solo la misma Patagonia, sino en toda la Argentina. Es reconocer la riqueza sociocultural de los territorios, es el conocimiento invisibilizado de la historia y un reaprendizaje por fuera de la cotidianidad de las grandes ciudades.

Rating: 0/5.