Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Los Zapp: una familia en movimiento

Cuando Herman y Candelaria partieron del Obelisco con el sueño de conocer el mundo, nunca imaginaron que regresarían 22 años después, con 4 hijos y millones de aventuras. Conocé su historia.

Un auto de 1928, 3000 euros y un sueño loco: eso era todo lo que tenían Herman y Candelaria cuando iniciaron su viaje. Partieron solos del Obelisco de la Ciudad de Buenos Aires en año 2000, el mismo punto al que arribaron este domingo, donde los esperaban —esta vez sí— decenas de personas. En el medio, pasaron 22 años, 100 países, más de 300.000 kilómetros, 4 hijos y una valija llena de experiencias y anécdotas que valen más que nada en este mundo.

 

 

Los Zapp son una familia que rompe todas las estructuras. Una familia que se fue formando en movimiento, en las rutas y en el corazón de todos los que les tendieron una mano durante la travesía. Todo comenzó con Herman y Candelaria, como cualquier otra historia: se enamoraron, se casaron y comenzaron a proyectar una vida juntos.

Pero esa vida poco tenía que ver con lo tradicional. Seis años después de haberse casado, decidieron que iban a emprender un viaje largo en un vehículo para nada convencional: un Graham-Paige modelo 1928. El objetivo, en principio, era menos ambicioso de lo que terminó siendo el resultado final. Querían llegar a Alaska, pero la experiencia fue tan fuerte que decidieron seguir recorriendo el mundo.

Sin embargo, es deseo de vivir viajando no dejaba de lado el de formar una familia. Después de todo, ¿quién dice que hay que elegir? En los 22 años que estuvieron en el ruedo, tuvieron cuatro hijos: Pampa, que nació en Estados Unidos; Tehue, que nació en la Argentina; Paloma, que nació en Canadá; y Wallaby, que nació en Australia. Los chicos tomaron clases a distancia y ahora continuarán su formación en una institución educativa.

En su travesía hubo de todo, de las buenas y de las malas. Herman contrajo malaria y también debieron atravesar Asia cuando había gripe aviar; África, con el ébola; y Centroamérica, con dengue. Recorrieron más de 300.000 kilómetros, conocieron más de 100 países en 5 continentes y se hospedaron en más de 2000 hogares que los recibieron con los brazos abiertos. Fueron recibidos por varias personalidades argentinas, como Leo Messi y el papa Francisco, a quienes les regalaron su libro Atrapa tus sueños.

Cómo fue el regreso

22 años es mucho tiempo. Los Zapp, que eran dos cuando se fueron, hoy son seis. El país cambió por completo. Sin embargo, la familia decidió poner fin a esa hermosa aventura y regresar al país. En el Obelisco, los esperaban decenas de personas con banderas argentinas, que los llenaron de aplausos.

"Sentimos el corazón lleno, tenemos un sueño cumplido y la fortuna de compartirlo", dijo Herman a los medios. "Nunca hubiéramos imaginado, cuando salimos de acá, volver 22 años después con hijos y con todo lo vivido", comentó emocionada Candelaria, y su marido continuó: “Cuando salimos éramos dos porque nadie nos creía, pero qué lindo es que podamos compartir todo esto. Nos cobijaron en todas partes del mundo como si fuéramos familia. La idea era recorrer 20 países y terminamos recorriendo más de 100. Cumplimos dos sueños: el de conocer el mundo que Dios nos dio y poder formar una familia".

"A los chicos les encanta viajar, la pasaban súper y en esta nueva etapa también la van a pasar genial. En el Obelisco termina una etapa y comienza otra. Sigue la aventura de vivir en Argentina, una linda aventura", concluyó Candelaria. Y Herman cerró: "Tenemos un mundo maravilloso, hay que ir a conocerlo".

 

 

Imágenes: Redes Familia Zapp

Rating: 5.00/5.