Ser Argentino. Todo sobre Argentina

La solidaridad derriba muros

Carlos Gabriel González es salteño. Hace unos días, cuando el frío azotó a la ciudad, él pensó en aquellos que no tienen un hogar.

Hace un tiempo, cuando Carlos salía de su trabajo y caminaba por la peatonal de su ciudad, no podía dejar de ver y pensar en aquellas personas que pasaban la noche en los fríos adoquines del centro. El tiempo pasó y el salteño dejó de trabajar y de transitar por la peatonal, sin embargo, aquellas imágenes de los que más necesitan no se fueron.

Cuando el frío anunció la llegada del invierno, automáticamente Carlos González pensó en aquellos que no tenían la suerte de tener un techo y un plato de algo caliente todas las noches. El salteño no dudó: pidió ayuda en Facebook, ayuda que no tardó en llegar. Con las donaciones, pensó que la mejor forma para ayudar era armando kits para cada persona.

Una colcha, almohada, sánguches y alfajores fue lo que eligió el salteño para armar los kits que, muy organizado, colocó en sus respectivas bolsas para entregarlos él personalmente a aquellos sin techo que tanto lo habían conmovido en su salida diaria del trabajo.

Por suerte, recibió mucho apoyo de amigos y vecinos de la ciudad que no dudaron en colaborar con dinero, comida y abrigo. Todo lo recolectado por Gabriel le sirvió, solo el primer día, para armar 15 kits. Ese día él mismo salió a repartirlos por la peatonal, lugar insignia de una ciudad a la que muchos llaman la “Linda”. Aunque –claro está– para algunos, sobre todo a la noche, cuando el sol se esconde y el frío se apodera de las calles, deja de ser tan linda. Por suerte lo que sí existen son salteños comprometidos como Gabriel, que aportan su granito de arena para que algunos, aunque sea por un tiempo, la pasen mejor.


Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

“Lo mandé a comprar remedios y volvió descalzo”
El médico que atiende gratis a los que más lo necesitan
Rating: 0/5.