clima-header

Buenos Aires - - Sábado 15 De Junio

Home Gente Historias de gente La misionera que vuela alto en Gendarmería

La misionera que vuela alto en Gendarmería

Rosana Beatriz Nartovski vuela alto y hace que otros vuelen aún más. La misionera es la primera mujer mecánica en aviación en Gendarmería Nacional.

Historias de gente
La misionera que vuela alto en Gendarmería

Es parte de la realidad del joven misionero que todos los días abre sus alas y vuela en busca de su oportunidad en “Las Fuerzas”. Cada año se inscriben en promedio 1500 jóvenes, varones y mujeres, como aspirantes al ingreso al Ejército Argentino. Cientos de misioneros y del norte de Corrientes viajan al sur del país para convertirse en soldados argentinos. El aeropuerto Internacional General San Martín se abarrota de reclutas que buscan incorporarse a las compañías de Río Gallegos, Comodoro Rivadavia y Neuquén.

En Misiones, para muchos jóvenes entrar al Ejército es “el sueño del pibe”. Y varios tienen con qué. Misiones ocupa el primer lugar en la demanda de aspirantes al Ejército, según los registros nacionales. Superando a Formosa, Chaco y Corrientes que figuran entre los primeros puestos del ranking. Hay una tradición “militar” en la tierra colorada que corre por la sangre de generaciones de misioneros.

La cabo primero Rosana Beatriz Nartovski, misionera de nacimiento, también vuela y hace volar. Es que Nartovski es la primera mujer en ser mecánica de aviación de la fuerza de seguridad nacional. Como dice la canción, no le hace falta equipaje.

Vuela vuela, no te hace falta equipaje

Rosana nació en San Vicente, provincia de Misiones. A los 8 años se mudó junto a su familia a Los Helechos. “Estoy en Gendarmería hace once años. Desde pequeña siempre quise pertenecer a una fuerza, me gustó Gendarmería por el prestigio de la institución. También por las tareas que realiza, el apoyo que brindaban siempre a la comunidad”, contó Nartovski. Pero la verdadera mudanza estaba a punto de comenzar cuando la sanvicentina ingresó al área de aviación de Gendarmería Nacional. Adonde iba no necesitaba equipaje. Solo coraje.

La misionera relató cómo al principio fue dificil trabajar de mecánica, pues nunca había trabajado en un taller. Por otro lado, reconoció que las tareas de un mecánico de aviación requieren de mucha precisión. Por último, agregó que lo más dificil de su profesión son los riesgos propios de la aviación. No obstante,  “Gendarmería cuenta con un buen grupo de mecánicos capacitados e instruidos para los trabajos e inspecciones”, concluyó.

Aunque esta profesión no estaba en sus planes, hoy lo considera un sueño cumplido. “Trabajar en las aeronaves, trabajar día a día en lo que me gusta, siento que es un sueño cumplido”, dijo.

Fecha de Publicación: 21/11/2020

Compartir
Califica este artículo
0/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

El joven montañés y el aviador francés El joven montañés y el aviador francés

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Historia
Buenos Aires 1781 Noticias de 1781. El verdadero primer diario argentino

El decano de los diarios argentinos no es la Gazeta de Buenos Ayres ni el Telégrafo Mercantil. El hu...

Nostálgicos
El Colectivo El Colectivo

El Colectivo

Historia
Eduarda Mansilla La revolución silenciosa de Eduarda Mansilla

Pionera del periodismo argentino y el género fantástico, sus polémicos escritos vuelven en los años...

Empresas y Negocios
Una empresa que envuelve una evolución constante Una empresa que envuelve una evolución constante

El creador de Tetra Pak logró desarrollar el primer envoltorio compuesto de papel, plástico y alumin...

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades