Ser Argentino. Todo sobre Argentina

KameHighline: aficionados en equilibrio y altura

Te contamos todo sobre KameHighline, un grupo de jóvenes apasionados por esta disciplina derivada del slackline, que es conocida alrededor del mundo. Estos cordobeses llenos de valentía y disciplina se encargan de difundir esta práctica.

KameSlackline es un grupo de jóvenes unidos por una misma pasión que fusiona la altura con el equilibrio. Se trata de un conjunto de deportistas amantes de la adrenalina que eligieron el Highline como disciplina para conocerse a sí mismos. Esta asociación surgió hace 4 años con el objetivo de dar a conocer el slackline, el highline y brindar asesoramiento en torno a estas prácticas. 

El slackline consiste en caminar o hacer piruetas sobre una cinta instalada con tensión. Se trata de una disciplina que permite combinar el equilibrio, la creación y el deporte, en una sola actividad. En el slackline se puede disfrutar de realizar arduos entrenamientos, pero con entretenimiento. El objetivo principal de esta práctica es alcanzar el equilibrio y, a su vez, esta tarea implica un alto nivel de concentración. Practicando este deporte, incluso se llega a niveles de meditación, ya que para mantener el cuerpo sobre la cinta (que se presenta en diferentes medidas de largo y ancho), se requiere tener la mente y el cuerpo completamente enfocados en mantener la postura

 

 

Concentración y coordinación son las bases de esta actividad. Sin embargo, con un mismo elemento, se realizan diferentes propuestas: yoga slackline, lonline, highline, rodeo, trickline, freestyle highline, speedline, slackline de travesía, etc. Cada uno de estos derivados combina otras aptitudes junto al equilibrio y coordinación. Así, se puede enfocar la práctica en la velocidad, la creatividad o la fuerza física.

Highline: equilibrio en las alturas

La versatilidad del slackline fue lo que enamoró a este grupo de jóvenes que decidieron dedicar sus días y su tiempo a difundirlo. Leonardo Ferrari, por ejemplo, se convirtió en uno de los referentes de la ciudad de Córdoba gracias a su trabajo y compromiso. Desde hace 4 años trabaja con su equipo en Kameslackline para visibilizar la disciplina y facilitar la adquisición de los elementos apropiados para llevar a cabo este deporte. 

La mayor pasión de este cordobés es el Highline, que se trata de la práctica de slackline en altura. En esta modalidad, cada practicante puede hacer equilibrio, jugar y rebotar en la cinta plana, pero a más de 30 metros de altura. En torno a esto, existen muchas ideas negativas sobre los peligros que implica, ya que se trata de una práctica extrema. Por eso, desde Kameslackline intentan derribar los prejuicios e invitar a más gente a vencer el miedo. Además, la asociación se encuentra en la ciudad de Córdoba, lo que permite realizar escapadas a las Sierras a realizar esta práctica en entornos bellísimos.

Leonardo cuenta que existe mucha gente en contra de esta práctica, porque piensan que los riesgos son demasiados. Sin embargo, desde Kameslackline comercializan los productos de seguridad y confirman que se trata de una disciplina sin margen de error

Una disciplina integral

Ferrari y sus colegas son verdaderamente aficionados en el slackline, pero sobre todo en el highline. Sobre este deporte, aseguran que se trabajan muchas aptitudes y niveles de inteligencia corporal. De hecho, cuenta que con el slackline se puede trabajar sobre:

“La credibilidad en sí mismo y valentía en enfrentar el miedo a lo desconocido”

Así, este deporte puede ayudar a muchas personas no solo a nivel físico, sino también emocional y mental. Esto se debe a que se puede practicar en equipo e invita a conocer lugares maravillosos. Además, cada persona puede adaptar la disciplina a su gusto y combinarla con yoga, acrobacia, velocidad o el desafío que se ajuste al deseo personal

Por supuesto, como casi todas las prácticas deportivas, las personas que cuentan con experiencia previa en tela, calistenia, escalada o disciplinas que impliquen el autoconocimiento a nivel físico. En contra de todo tipo de prejuicio, esta práctica no tiene límites de edad. De hecho, Leonardo cuenta que en nuestro país hay personas desde 17 años hasta los 55 que practican Highline al menos una vez a la semana. ¿Te animarías a probar esta actividad?

 

Imágenes: Kameslackline

Rating: 0/5.