Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Jujeña con corazón de oro

Tiene un merendero que alimenta a más de 200 personas y fue postulada para recibir el premio Abanderados 2020.

Una acción vale más que mil palabras y esto fue lo que impulsó a una jujeña a comenzar un merendero que, en actualidad, recibe a más de 200 personas. Karen Alejo tiene 30 años y vivió en carne propia las necesidades y desventuras de la pobreza. Al igual que mucha gente en la actualidad, durante su niñez recorrió muchas copas de leche para poder comer. Su madre tenía que trabajar durante todo el día para llevar los alimentos a sus siete hermanos, pero muchas veces no alcanzaba y debián recurrir a comedores o merenderos dependiendo de la solidaridad y voluntad de otras personas como ella. 

Con el correr de los años, su situación mejoró, pero Karen no olvidó las peripecias de una infancia difícil. Apoyada por su familia decidió crear un comedor al que llamó “Tierra de Valientes”. Se encuentra ubicado en el barrio Alto Comedero, uno de los más vulnerables de la provincia y donde se presentan la mayor cantidad de casos de COVID-19 de la localidad de San Salvador. Su principal objetivo es ofrecer una merienda que incluya leche, ya que lo considera un alimento esencial, y seguir creciendo para llegar a quienes realmente requieren este tipo de asistencia. 

La situación actual que atraviesa Jujuy es una de las más difíciles de la Argentina. Con un notable crecimiento de casos de coronavirus, muchos trabajadores vieron imposibilitado realizar sus actividades laborales. Por otro lado, existe una gran exposición ya que la provincia se encuentra al borde del colapso sanitario. Esto provocó que la pobreza fuera más notoria en algunas zonas, sobre todo en los barrios más olvidados. 

El número de personas que llegan hasta el comedor de Karen fue en aumento, pero lejos de verlo como un problema se esforzó para poder brindarles a todos una comida. El espíritu solidario de este mujer llegó hasta la Comunidad Santa Teresita de Calcuta, la cual juntó donaciones y las repartió entre todos los chicos. De este modo, se ofrecieron 200 litros de leche, golosinas, facturas, juguetes y kits odontológicos. Es importante destacar que la entrega se realizó respetando y cumpliendo las normas de sanidad y seguridad estipuladas por el Comité Operativo de Emergencias para evitar el contagio del coronavirus. 

Karen no solo recibió ayuda de la Comunidad, sino también fue nominada para ganar el premio Abanderados, lo que representa un reconocimiento a nivel nacional que, de ganarlo, permitiría a la joven jujeña poder adquirir más insumos para ampliar su comedor, lo que considera la concreción de un sueño.   

Solidaridad en tiempos difíciles 

El premio Abanderados es un reconocimiento a los argentinos que se destacan por sus obras y acciones solidarias. Puede postularse a lideres sociales, profesionales, voluntarios o simples ciudadanos. Este año realiza un edición especial por el COVID-19, con el objetivo poder llegar a descubrir a personas cuya ayuda desinteresada sean un ejemplo para el resto de la sociedad buscando mejorar la calidad de vida de aquellos que fueron más golpeados por las restricciones ocasionadas por la pandemia. 

Karen reflaja esta actitud fratenal dedicando su tiempo a asistir a los más débiles y dejando de lado las necesidades propias para contribuir con la comunidad. En diálogo con un medio local, la jujeña expresó que ve en la necesidad de la gente la misma que ella sintió a temprana edad. Este es el motor que la impulsa a continuar prestando sus servicios sin buscar ningún premio más que la satisfacción de ofrecer un alimento a quien hoy no lo tiene. 

Rating: 5.00/5.