Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Hasta Jesús usa Tik Tok

Esta monja nos hace pensar qué hubiera hecho Jesús en los tiempos que corren. Ella usa las redes para compartir un poco de sus creencias. Nosotros, te contamos su historia.

Se trata de Josefina Cattaneo, una joven monja que utiliza las herramientas actuales para difundir sus creencias. Actualmente, se encuentra en el sur de Córdoba, en una localidad conocida como La Carlota, ubicada a 300 kilómetros al sudeste de Córdoba capital. Desde allí produce contenido audiovisual para hacer llegar la palabra de Dios a todo el mundo. Esta dinámica innovadora le da nuevos tintes a la idea de la fe y la religión. Ya que condimenta con humor y simpatía las enseñanzas milenarias de la Biblia. 

Esta monja se inició en la vida religiosa con solo 17 años. Nació en Verónica y vivió gran parte de su juventud en Magdalena, ciudades de la provincia de Buenos Aires. Tiene cuatro hermanos y su familia es clase media. Cuenta que, en su adolescencia, salía y se divertía como cualquier otra chica. En esos momentos, se dedicaba al deporte, específicamente al atletismo. Y cuenta a los medios, a modo de anécdota, que cuando competía en los Juegos Bonaerenses, y estaba muy cansada de correr, "le pedía a Jesús que me ayudara a terminar". Desde que tiene uso de memoria cree en Dios y siente una fe única dedicada al catolicismo. Sin embargo, nunca hubiera imaginado convertirse en monja y dedicar su vida completa a predicar la palabra de Jesús. Pero lo hizo: en una misión en Quitilipi, Chaco, decidió tomar los hábitos y construir una nueva vida. 

El comienzo de un estrella 

Josefina llegó hace solo 5 meses a la congregación donde se encuentra hoy. Sin embargo, no tardó en revolucionar los métodos de las hermanas del convento. Con sus nuevas ideas y su creatividad, comenzó a producir material desde la Congregación Mercedarias del Niño Jesús.  Esta monja centennial utiliza todas las herramientas que nos brinda la tecnología para acercarse a un público muy particular. El público TikTokero, que en general está conformado por jóvenes. Y que, además, se actualiza constantemente imponiendo desafíos, canciones y retos. Josefina está al tanto de todos estos hechos, y los utiliza para dar a conocer su filosofía de vida. 

Lo magnífico de toda esta situación es que, desde La Carlota, Josefina llegó a todo el mundo. A pocas semanas de haber creado su cuenta y haber tenido la idea de utilizar sus redes para predicar, llegó a hacerse conocida en todo el país. Con solo 25 años, ya se convirtió en una estrella de las redes al servicio de la religión. Actualmente vive con cinco monjas en un claustro ubicado en el sur cordobés. Sus cuentas de las redes sociales tienen más de 14.000 seguidores y 72.000 likes en TikTok. Lo novedoso es que logra impulsar nuevos mecanismos para llegar a muchas personas.

¿Qué está bien y qué está mal?

Josefina utiliza canciones que están a la moda, reggaetones y diferentes pasos de baile que le permiten dar a conocer la palabra de Dios. No existen impedimentos ni restricciones para ella, quien hace de su creatividad una vía imperdible hacia el camino de Dios. “Me gusta mucho el TikTok porque es una manera nueva y novedosa de poder estar en las redes. TikTok tiene algo gracioso, con alegría y eso me motiva mucho”, cuenta Josefina a los medios cordobeses. “En pandemia es lo único que tengo para acercarme a la gente y no dejar de anunciarlo”. Cuenta que, hasta el momento, no recibió ninguna crítica de parte de sus superiores, y cree fervientemente en sus fundamentos para utilizar las redes. Ya que es consciente de la necesidad de actualizar las vías de comunicación con los jóvenes. Y de que la Iglesia se adapte a los cambios constantemente. Incluso las hermanas de la Congregación se suman a sus retos en las redes: un golazo.

Josefina logra, con fe y diversión, difundir su religión.

¡Aplausos para ella! 

 

Rating: 0/5.