Buenos Aires - - Martes 24 De Noviembre

Home Gente Historias de gente El restaurador de autos antiguos

El restaurador de autos antiguos

Para el misionero Carlos Barreiro restaurar autos es terapéutico. Está convencido de que no hay mayor nobleza que la de un vehículo antiguo.

Historias de gente
_Carlos-Barreiro

Frente a un conflicto tenemos varias opciones para solucionarlo. Especialmente cuando nos referimos a una falla mecánica, muchas personas optan por cambiar la pieza en lugar de repararla. El misionero Carlos Barreiro, por el contrario, siempre le buscó la vuelta a las cosas. De ahí que realiza una actividad muy particular. Restaura autos. Es restaurador de autos antiguos, de esos que muchos optarían por regalar.

El comienzo

Todo esta historia comienza de niño. Su padre, mecánico, estaba poco en su casa y el sentía su ausencia. Para poder conectarse con él decidió adquirir los conocimientos necesarios. Como autodidacta, comenzó a arreglar y restaurar autos antiguos. Primero lo hizo solo, luego construyó una red de amigos con sus mismos intereses. Así, entre la curiosidad y la nostalgia, las reparaciones fueron la forma para poder compartir más tiempo con su padre.

Para Carlos el arte de restaurar autos es casi terapéutico. Es una búsqueda por sostener la mística de lo antiguo. Esa profunda conexión entre el vehículo y la persona, y también hacerlo extensivo a los que tienen su misma pasión.

Barreiro vive en Posadas, provincia de Misiones. En el patio de su casa, un food truck con la estructura de una combi yace en plena restauración. “El auto antiguo va a seguir andando aunque tenga una falla. El nuevo, que anda solo, no se mueve más”, dice convencido. Lo dice con ese entusiasmo que contagia ganas de ir al rescate de lo antiguo. 

Un cartonero de hierros oxidados

Aunque sea difícil creerlo, Carlos no es dueño de un taller mecánico. ¡Ni siquiera es mecánico de oficio! Barreiro es en realidad un productor audiovisual. Realiza animaciones e interacciones en vivo. “Quien se dedica a lo audiovisual tiene mucho de curioso y de inquieto. Y eso mismo vuelco a los vehículos”, aclara. En sus restauraciones no descansa hasta que todo está alineado, encuadrado, simétrico.

En este itinerario fue conectándose con otros mecánicos fans de la mecánica de restauración. Es un cartonero de hierros oxidados, o por lo menos así se define a sí mismo. Junta de la basura piezas y elementos que encajan, y ahí empieza el gran descubrimiento: restaurar y reparar.

Su familia –Roma, su pareja; Augusto y Julia, sus hijos– comparte su pasión por los fierros. “Por suerte me acompañan en este hobbie particularmente voluminoso, ruidoso; y muchas veces complicado”, cuenta Carlos con una sonrisa.


 

Fecha de Publicación: 10/08/2020

Compartir
Califica este artículo
0/5

Temas

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Empresas y Negocios
 vitivinicultura La vitivinicultura y sus verdugos

La vitivinicultura mendocina debe luchar, en cada temporada, contra algunos factores imponderables c...

Argentinos por el mundo
cuchillos Crack de los cuchillos 

Diego es crack haciendo cuchillos. Hizo uno con partes del símbolo de Santa Fe y hoy está en Estados...

Argentinos por el mundo
Familia Nómade Familia Nómade, segunda parte

Si querés saber cómo llevar una vida de manera nómade, no te pierdas esta nota.

Tradiciones
 Coronel Arnold Santa Fe Sol y amistad en Coronel Arnold

¿A que no conocías el pequeño pueblo santafesino de Coronel Arnold? La Fiesta Nacional del Sol y la...

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades