Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Coco, el perro perdido

Una familia de Buenos Aires vino a Mendoza a pasar unos días de vacaciones. Pero más que tranquilos, se fueron preocupados por haber perdido al perro.

Una familia de Buenos Aires eligió la montaña, los ríos, el calor y el buen vino para pasar sus vacaciones. Es decir, vinieron a Mendoza. Padres e hijos llegaron a nuestra provincia, pero no solo ellos, sino que también trajeron a Coco, su perro de 7 años, que es parte genuina de la familia. Es sabido el inconveniente que, a veces, representa pensar en la mascota al momento de salir de viaje. Los hoteles de perros suelen ser costos y, a parte, nunca estamos seguros del trato que los animales reciben allí, o qué tipo de alimento les suministran.

Eligieron el hermoso distrito de Chacras de Coria para pasar unos días de descanso. Las temperaturas un poco más bajas, los árboles y la montaña forman un escenario ideal para vacacionar en Chacras. Además, aprovechando que se los permitían, trajeron a Coco, el perro familiar. Es que la casa era de unos familiares que también profesan el amor por los perros y las mascotas.

Una mañana, salieron a pasear y a hacer algunas compras. Al mediodía, cuando regresaron, advirtieron que Coco ya no estaba. Salieron a recorrer las calles cercanas y a preguntarles a los vecinos, nadie sabía nada. La búsqueda era a contrarreloj, dado que algunos días después debían retornar a Buenos Aires.

Desafortunadamente, las noticias no han sido positivas hasta el momento. Nadie ha logrado dar con información de Coco. Incluso, publicando fotos en las redes sociales y echando mano a la tecnología, no han podido conocer datos del perro. La familia descartó la posibilidad de robo dentro de la vivienda, porque no les faltaba absolutamente nada más que el animal.

“Coco, mamá te ama y te necesita, mi vida sin vos no va a ser la misma (no es de raza es un callejerito) pero lo amamos y lo extrañamos ayúdenos xfavor!”, publicó la familia en el grupo de Facebook “Perros y gatos perdidos y encontrados en el gran Mendoza”.

La familia estiró su estadía en Mendoza todo lo que pudo, pero, lamentablemente, debieron retornar a Buenos Aires sin Coco. Se trata de un perro que no es de raza, sino callejero. Ha despertado el amor y el cariño de la familia de Buenos Aires. Además, se supo que estaba pronto a cumplir 7 años.

De todas formas, los familiares mendocinos de los dueños de Coco continuarán la búsqueda. Es que ellos vinieron a Mendoza, a la casa quinta de sus primos, en Chacras de Coria. Estos últimos permanecen en la desesperada búsqueda, a la espera de obtener información y trasladársela a sus parientes en Buenos Aires.

Lamentablemente, esta no es una historia con final feliz. Tampoco triste. Sino que, en realidad, es una historia sin final. Una vez más queda demostrado hasta dónde puede llegar el amor de una familia y del ser humano hacia los animales.

Rating: 0/5.