Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Argentina en Renault 9

¿Alguna vez pensaste en agarrar tu auto y recorrer todo el país? Este joven lo hizo: dejando sus miedos de lado y aferrándose a su Renault 9, decidió recorrer toda la Argentina.

Franco Etcheverry tiene 28 años, renunció a su trabajo, puso en alquiler su departamento, vendió sus pertenencias y se compró un auto modelo 89. Esos fueron los primeros pasos logísticos para el comienzo de una aventura que todavía no llega a su fin. Este joven de alma viajera y espíritu sediento de aprendizaje, salió con 8000 pesos desde Córdoba a recorrer todas las provincias del país. En marzo de 2021, en plena pandemia mundial, su sed de viajar lo impulsó a tomar la decisión final. Y allá fue...

 

Nace un sueño

Franco nació en Río Cuarto, aunque se crio en Berrotarán, un pueblo a 120 kilómetros de la capital de Córdoba, y luego volvió a su ciudad natal. En la actualidad es estudiante de Ciencias de la Comunicación y le quedan pocas materias para obtener el título. Su rutina de estudiante y trabajador lo hicieron conectar con un deseo profundo que lo impulsó a hacer realidad su sueño.

 

Crece la inspiración

Antes de convertirse en viajero, Franco tuvo una vida movida. Fue mozo, vendedor, e incluso trabajó en una multinacional y en una distribuidora de bebidas.  Sin embargo, ninguna de sus profesiones lo completaban, había algo que pedía salir, algo que latía adentro y necesitaba ser escuchado. “Siempre quise tener una aventura distinta porque lo que me nutre es el intercambio con la gente”, cuenta a los medios.

Estas ganas de volar no venían solas, nacían de otra experiencia viajera que tuvo allá por el 2014. Fue su primera vez como viajero del mundo, y recorrió el norte argentino. Esa vez, la idea del viaje se concretó junto a un amigo, a raíz de la historia de un hombre que lo inspiró contándole su historia. Se trataba de un viajero que antes había sido juez y se desvivía para trabajar, hasta que cambió la ecuación y comenzó a rebuscárselas para viajar medio año y trabajar la otra mitad.

 

Mueren los miedos

La historia de este hombre y de otras personas que elegían el viaje como estado de vida, siguieron dando vueltas en la cabeza de Franco por mucho tiempo. Hasta que se decidió y arrancó su odisea. Hace un mes emprendió su viaje por el país sin límites de tiempo ni kilómetros. Eligió viajar solo, pero acompañado de su auto antiguo, un Renault 9 del año 89, que compró especialmente pensando en su aventura: “Se lo compré a una pareja de abuelos que quería cambiar el auto. Estaba en buenas condiciones mecánicas, aunque lo acondicioné para que esté óptimo con para los trayectos”.

 

Vivir la aventura

El 7 de marzo partió desde su casa de Río Cuarto. Sus primeras paradas fueron las sierras de Córdoba. Así fue que viajó primero por Alta Gracia, Villa Los Aromos, Capilla del Monte, San Marcos Sierras, Champaquí y otras postas cordobesas más. Su día a día transcurre en una elección constante y en una expedición trashumante. Se traslada en su auto hasta el destino elegido, estaciona, descubre los pueblos y siempre hay alguien que lo invita a hospedarse. La economía de su viaje es “gasolera”, con 500 pesos por día subsiste y avanza sin frenos. Para solventar su travesía, también hace intercambios por trabajo: “soy chef y les cocino, o pido trabajo en algún lugar que paro. También vendo artesanías de amigos, como llaveros o lo que surja. El dinero aparece”. A modo de inspiración, cuenta su profunda reflexión: “No hay que resignar los sueños o aventuras por limitaciones materiales. Acá con poco podés llegar muy lejos”

 

Viajar en pandemia 

“El contexto que estamos viviendo no es el más favorecedor para este tipo de plan, pero lo tomé como un desafío”, admite. Sobre viajar en plena pandemia, cuenta que “se puede, pero no es sencillo por todas las restricciones. Algo lógico. La gente es menos receptiva y muchos lugares están cerrados, como campings o estacionamientos. Pero al estar en un auto corrés menos riesgos. Sí descubrí que los argentinos somos muy solidarios", cuenta a los medios en plena aventura pandémica. Da cuenta de que sus descubrimientos y aprendizajes son constantes, y afirma que solo dejará de viajar cuando su corazón lo sienta.

¡Buen viaje, Franco!

Rating: 5.00/5.