Ser Argentino. Todo sobre Argentina

A la playa, con distancia social

Pablo Silva es argentino y desarrolló un aerosol para marcar el distanciamiento social en la playa.

Este fue un año muy difícil para todos. Ahora, más que nunca, todos queremos (y nos merecemos) un poco de descanso. Las temperaturas comienzan a subir y una sola cosa pasa por nuestras cabezas: escaparnos a la playa. Sin embargo, la pandemia del COVID-19 nos impone nuevas reglas de convivencia, indispensables para cuidar la salud de todos los argentinos. No será un verano normal, pero queremos que sea un lindo verano a pesar de todo.

El Gobierno de la provincia de Buenos Aires ya anunció que la temporada 2021 comienza el 1° de diciembre. A partir de entonces, los turistas volverán a las playas de la Costa Atlántica. Pero ¿cómo asegurarnos de conservar la distancia social necesaria para preservarnos y preservar a los otros? Estamos en Argentina y –por suerte– aquí no faltan mentes creativas que ofrezcan respuestas a situaciones complicadas. Así, Pablo Silva dio con la solución: un aerosol para marcar el distanciamiento social en las playas.

¿Les suena esta idea? Claro que sí, porque se parece mucho a su predecesora: el aerosol que se utiliza en los partidos de fútbol para ubicar la barrera. Su creador, por supuesto, es el mismo Silva. Aunque ambos desarrollos poseen características diferentes. Mientras que el que se utiliza en la actividad deportiva se desvanece al instante, la nueva innovación es mucho más duradera.

Demarcador Ecológico de Zonas

El Demarcador Ecológico de Zonas (DEZ) ya fue patentado por Pablo Silva para delimitar distintas superficies al aire libre y que cada persona se ubique en un lugar seguro para disfrutar la jornada. De esta manera, busca sumar a los protocolos que deberán tener lugar en las playas bonaerenses para mantener el orden y la distancia.  

El DEZ es un aerosol resistente apto para cualquier tipo de superficie. La diferencia con el que utilizan los árbitros de fútbol para marcar la ubicación de la barrera es que permanece mucho más tiempo. Además, es un producto ecológico y está fabricado en el país con productos cosméticos autorizados por la ANMAT. De esta forma, no daña la arena, el mar, la capa de ozono ni la piel de las personas. Una vez aplicado, soporta el viento y la lluvia, y se diluye con la remoción de la arena. Además, puede aplicarse también sobre pasto, tierra, cerámica, baldosas y asfalto, por lo que su uso puede extenderse a otras actividades al aire libre.

También puede realizarse en varios colores, para delimitar distintas zonas. Por ejemplo, será posible colocar una cruz roja en los lugares prohibidos y un círculo blanco donde esté permitido instalarse. El aerosol está registrado y patentado en Instituto Nacional de la Propiedad Industrial (INPI) y en Derechos de Autor.

Ojalá que este y otros esfuerzos, junto con la responsabilidad y el respeto de cada persona, permitan que la temporada de verano sea exitosa. Tanto para quienes desean unos días de descanso como para todas aquellas personas que dependen del turismo como medio de subsistencia.

El protocolo para el veraneo

Rating: 4.50/5.