clima-header

Buenos Aires - - Sábado 17 De Abril

Home Gente Para volver a TOC.ar nos

Para volver a TOC.ar nos

Una pareja de Villa Giardino y un invento millonario. Te contamos la historia de TOC.ar, un triunfo internacional pero cordobés, en medio de una pandemia.

Historias de gente
Tocarnos

El golpe que está dando la pandemia a nivel mundial es muy fuerte. En términos económicos, sociales y culturales. Nos encontramos todos revisando nuestras costumbres y transformando elementos constitutivos de nuestra identidad. Como, por ejemplo, las formas de compartir un mate. La pandemia nos demuestra a todos realidades diferentes. Por un lado, los sectores privilegiados que cuentan con todos sus derechos básicos cubiertos, se ponen a explotar sus habilidades creativas, e invierten su tiempo en nuevos proyectos. Por otro lado, los sectores vulnerables sufren la pandemia de una forma terrorífica, ya que no cuentan con los derechos básicos. Ni siquiera con los insumos necesarios para poder higienizarse como corresponde. En medio de este caos desigual y desenfrenado que poco a poco va descongestionándose, surge un proyecto ganador. Ya hablamos, reiteradas veces, sobre la capacidad creativa y la facilidad de adaptación que tenemos los argentinos. Y, sobre todo, los que residimos en Córdoba y respiramos inventiva. Este es un caso de estos en los que el reinventarse y el buscarle la vuelta al asunto se convierte un éxito inminente. Es la historia de Micael López y Natalia Dyszel que, teniendo en cuenta el panorama y analizando la “nueva normalidad” con la que vamos a vivir, diseñaron un producto único: TOC.ar. Este artefacto surge de las nuevas necesidades de aseo, protección y prevención que se difunde en las campañas contra el COVID-19.

La historia de los inventores

Micael y Natalia nacieron en Buenos Aires, pero eligieron Villa Giardino para vivir. Este proyecto conjunto, que constituye una novedad, fue desarrollado en plena provincia cordobesa. La pareja se dedica a la producción de contenido audiovisual publicitario, por lo que cuentan con diversas habilidades que fueron clave. Usaron su sentido común, su ingenio y los recursos disponibles.

El primer impulso fue en abril, cuando tomaron conciencia de que el cambio sería radical. E iría mucho más allá de la cuarentena. De a poco fueron craneando el proyecto y creando prototipos. A su vez, mejorándolo y pensando miles de posibilidades. Hasta llevarlo a cabo y corroborar que, evidentemente, sería un boom. Sin embargo, el proceso fue muy rápido y, al cabo de unos días visualizandolo, lo hicieron realidad.

Para no TOC.ar

El nombre elegido fue TOC.ar y se trata de un artefacto simple, pero que, en contextos de pandemia, podría volverse indispensable. Micael dice que TOC.ar es una “herramienta”, porque se utiliza con un fin determinado para facilitar los procesos de cuidado e higiene. Esta herramienta tiene como fin hacer que nuestras manos toquen la menor cantidad de superficies posibles. En ese sentido se trata de un complemento para las medidas de bioseguridad a las que todos nos estamos adaptando y aferrando en este último tiempo. El dispositivo es simple y eficaz. Es una herramienta de agarre que tiene un tamaño único y universal, aproximadamente de las medidas de un Iphone 5.

TOC.ar permite tocar superficies, sostener objetos y manejarse en ciertos espacios sin tener contacto directo con factores externos. El material con el que está fabricado es rígido, pero a la vez dúctil, ya que puede adaptarse a las circunstancias, como nosotros. Permitiendo pasar de la función de soporte, a la de agarre e incluso de abridor. Con este invento podés abrir puertas sin tocar el picaporte, llevar las bolsas del super e incluso viajar en colectivo sin tocar la baranda. Con múltiples funciones y con la posibilidad de convertirlo en llavero, para llevarlo a mano, TOC.ar se convierte en una novedad.

Todo el mundo comienza a TOC.ar

“Se puede usar como si fuese un llavero y una de las funciones que a mí me gusta mucho, es que está pensado para el transporte público, tanto para sujetarte de las barandas de colectivo, tren o subte, por eso manejamos el mismo diámetro porque tiene que cumplir esa función”, cuenta su inventor.

Es el primer producto de este estilo desarrollado en Argentina que cuenta con corroboración científica. Luego de la patentación, la producción comenzó de a 100. Luego pasaron a producir de a tandas de 2 mil. Actualmente, se habla de una proyección financiera millonaria. E incluso de la inversión de una multinacional que implicaría la fabricación de 60.000 dispositivos.

Fecha de Publicación: 18/06/2020

Compartir
Califica este artículo
0/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

app Una app para cuidar a todos los argentinos
coronavirus laboratorio ¿En Córdoba encuentran la cura?

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


default
Por: Silvia Rouselt 18 junio, 2020

Para ser más preciso, no inventaron nada, copiaron una idea y la adaptaron. Ese tipo de dispositivo surgió en Europa con el inicio de la pandemia.

Dejar comentarios


Comentarios

Argentinos por el mundo
Elena Blasco Una sanjuanina por el mundo

Esta sanjuanina dejó la provincia en 1978 con intenciones de volver a su provincia natal. Sin embarg...

Tradiciones
Cachi, Salta Cachi se pinta de rojo

En una época del año, Cachi se viste de rojo porque los frutos destinados a recetas deliciosas toman...

Nostálgicos
sportman Sportman: un café de ayer y hoy

Tiene más de 80 años de historia y varias generaciones entre sus comensales. Esta es la historia del...

Tradiciones
Salta Argentina En el día de Salta la Linda, 4 costumbres salteñas

Un día como hoy se fundaba una de las ciudades más lindas del norte argentino. Estamos hablando de S...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades