Skip to main content

La travesía de Mario

Una familia, que se mudó de Posadas a Buenos Aires, no podía costear el traslado de Mario, su perro, y decidieron llevarlo caminando.
Historias de gente común
Mario Bross
17 enero, 2020

Quienes tienen una mascota lo saben muy bien: el perro es un miembro más de la familia. Esta historia nos muestra lo que somos capaces de hacer por el amor que tenemos hacia estas criaturas. Jonathan y su familia se vieron en la necesidad de mudarse desde Posadas (Misiones) hasta Adrogué (Buenos Aires). Mario Bross, el mestizo negro que tienen por mascota, iría con ellos. Pero los gastos del traslado eran muy altos, y la familia no podía pagarlos. Entonces, Jonathan decidió hacer el viaje caminando.

Gabriela Torres, la madre de Jonathan, utilizó las redes sociales para buscar gente que se solidarizara con su situación. En un grupo mascotero de Facebook, escribió el siguiente mensaje:

Hace unos días buscábamos alguien que pueda llevar a nuestra mascota hasta Buenos Aires, ya que nosotros teníamos que mudarnos… No contábamos con tanto dinero como para pagar un monto elevado por el servicio que se encarga especialmente de estas situaciones… Entonces, hoy comenzamos la caminata por la ruta con «Mario Bross«. Apelo a la solidaridad: si alguien sabe de alguien que esté viajando en sentido a Bs. As., por favor comenten esta situación, ya que al costado de la ruta irá Mario haciendo dedo con este cartel… En este momento estará un rato en el arco de Posadas… Con compartir ya nos estarán ayudando a inmensidades. Mario quiere llegar a su nuevo hogar, con su familia… Gracias.

Me esperan en Buenos Aires

El cartel que Mario y Jonathan tenían al costado de la ruta rezaba: “Mis dueños me esperan en Buenos Aires”. La gente se solidarizó ante esta situación familiar: las redes y la prensa local siguieron el trayecto de los viajeros y dieron inicio a la cadena de ayuda. La travesía se inició el miércoles 18 de diciembre, haciendo dedo por la Ruta Nacional 14. La gente que los cruzaba en la ruta ya los conocía, por lo que fueron sumando kilómetros en distintos vehículos, acercándose cada vez más al destino final.

«Los estábamos esperando», decía el cartel que recibió a Jonathan y a Mario en la nueva casa de Buenos Aires, el jueves 19 alrededor de las 19:30. Final feliz para esta historia llena de amor y solidaridad.

No votes yet.
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X