Aurora Canessa, la navegante - Historias de gente común - Ser Argentino Skip to main content

El regreso de la navegante solitaria

Luego de 10 años navegando por el mundo, Aurora Canessa, la solitaria navegante argentina de 75 años, regresó a una desierta y cuarentenada Buenos Aires.
Historias de gente común
Aurora Canessa, la solitaria navegante argentina
| 09 abril, 2020 |

Hay una tradición entre los navegantes que consiste en recibir con festejos a aquellas personas que vienen de realizar una travesía oceánica. Especialmente si la capitana a bordo viaja sola desde hace 10 largos años fuera del país.

Cuando la solitaria Aurora Canessa llegó a Buenos Aires, se encontró con que no era la única que estaba sola. “¿Sabés cuándo me cayó la ficha de que volví?”, dijo Canessa en una entrevista. “Eras las 8 de la mañana (del lunes), veníamos navegando el canal del Río de la Plata cuando levanté la vista. Ahí vi los edificios de Puerto Madero sin el movimiento habitual, era una ciudad fantasma”, describió Aurora.

Actualmente, la navegante argentina de 75 años, a bordo de su velero “Shipping”, cumple su cuarentena en Argentina. Su aislamiento transcurre en casa de una amiga en San Isidro. “Me vine con un bolsito, un par de pilchas y los víveres. El resto de mi vida quedó en el barco”, cuenta. La solitaria Aurora pasó de un aislamiento voluntario en su velero a un obligatorio debido a la pandemia. Aunque, en su caso, la cuarentena será más breve que la del resto de la población. Ya que la Prefectura le computó los días de aislamiento que transcurrieron en el océano.

¿Quién es Aurora Canessa?

Aurora Canessa pertenece a ese grupo de mujeres fuera de serie. Con 75 años, navega sola hace más de una década por todo el mundo. Un día, la empresaria argentina reunió a sus 70 empleados para comunicarles algo. “Me voy a cumplir mi sueño, voy a cruzar el Atlántico a vela en solitario. Es algo muy peligroso y es posible que no vuelva. Saben que no tengo hijos ni herederos, así que, si me pasa algo, esta empresa quedará en sus manos”, dijo. Y, por las dudas, lo puso en un testamento. Sin embargo, Aurora retornó.

Canessa es una apasionada de los mares. Cuando todo esto pase, tiene pensado volver a bordo del “Shipping” por mucho tiempo más. Mientras tanto, hace reiki por sus amigos y el planeta. “No creo en las casualidades, por algo suceden las cosas. Creo que todo lo que está pasando es un gran aprendizaje”, reflexionó.

Imágenes: El Litoral

Rating: 5.0/5. De 1 voto
Por favor espere.....

Un comentario para “El regreso de la navegante solitaria”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar