Skip to main content

De abogado a parrillero

Tomás Obligio decidió apostar todo a hacer lo que ama: dejó su profesión de abogado y se convirtió en parrillero gourmet. Una historia que inspira.
Historias de gente común
26 enero, 2020

“Cualquier destino, por largo y complicado que sea, consta en realidad de un solo momento: el momento en que el hombre sabe para siempre quién es”: esta frase de Borges (de su cuento “Biografía de Tadeo Isidoro Cruz”), define –tal vez– la forma en la que se resuelve la vida para muchos. Así, de pronto, en un proceso que se va elaborando solo y de repente estalla. Y, entonces, todo está claro. Como le pasó a Tomás Obligio, un abogado que se convirtió en parrillero. Así como lo leen.

Tomás se crio en Pilar (provincia de Buenos Aires) y vivió hasta su adolescencia en una quinta, donde la parrilla y los asados eran parte cotidiana de la vida en familia. Entonces, y luego en su grupo de amigos, siempre era él el parrillero designado. Sin embargo, su carrera profesional apuntaba por otro lado: al terminar la secundaria, se anotó en la Universidad de Buenos Aires (UBA) para estudiar Derecho.

El comienzo del cambio

Su vida venía encaminada, crecía en su profesión y tenía la cocina como un hobbie. Pero, en 2014, una situación familiar fue el disparador de su nueva vocación. A raíz de una enfermedad de su madre, comenzó a adentrase en el mundo de la cocina para poder asistirla en sus comidas. Y eso despertó algo en él.

Al principio, comenzó ayudando a un amigo que tenía un servicio de catering como parrillero. Lo hacía en paralelo con su profesión de abogado. Fue así como la idea de tener esa ocupación a tiempo completo comenzó a tomar más fuerza.

En junio de 2018, decidió arriesgarlo todo: pidió un préstamo a un amigo, compró todo lo necesario y se lanzó a la aventura. En un mes ya había podido devolver el dinero adelantado. Creó Cumé Cocina, un espacio gourmet de carnes. Al poco tiempo, triplicó su sueldo de abogado y, si bien trabaja más que antes –y con horarios nocturnos–, asegura que no podría ser más feliz.

No votes yet.
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X