Skip to main content

Gloria a Carolina Píparo

La muerte del bebé de Carolina Píparo llevó a toda una legislación sobre seguridad bancaria. Era necesario llegar así a esa ley?
Lo peor de nosotros
La muerte del bebé de Carolina llevó a toda una legislación sobre seguridad bancaria
21 octubre, 2019

La muerte del soldado Omar Carrasco desató el fin del Servicio Militar Obligatorio en 1994. La muerte Isidro, el bebé de Carolina Píparo desató la imposición de medidas de seguridad anti salideras bancarias. Las 51 muertes de Once desataron que les cambiaran los frenos a los trenes… Cuándo vamos a aprender? Cuántas muertes más necesitamos los argentinos para exigir que las cosas sean como deben ser?

El caso Píparo

Terminaba julio en 2010 y asaltar un banco era tan fácil como asaltar un kioskito. En la mañana del día 29, Carolina Píparo fue hasta la sucursal de la calle 7 del banco Santander Río (hoy Santander), en La Plata. La acompañaba su mamá. Iba a retirar 10 mil dólares y 13 mil pesos para pagar el boleto de su nueva casa. Que hubiera firmado al día siguiente. El banco no tenía las medida de seguridad que hay hoy. Carolina trató de tapar con su cuerpo la visual desde la cola hacia la caja en donde estaba haciendo el retiro. No funcionó.

Miguel Silva, un chorro, estaba en la cola. La “marcó” para sus cómplices. Luciano López y Carlos Moreno las siguieron en una moto. Cuando Carolina y su madre estacionaron en la puerta de su casa, las encararon. Carolina estaba embarazada de 8 meses, de Isidro. Moreno, no contento con robarla, le disparó, sin sentido. El proyectil terminó recorriendo el cuerpo de Carolina. Tuvo que hacer una cesárea, pero Isidro, lamentablemente, no sobrevivió.

La banda se componía de dos criminales más. Carlos Jordán, el jefe. Y Juan Calvimonte, el encargado de la logística. O sea, los celulares. Esos que no estaba prohibido usar adentro de los bancos, hasta el crímen. Todos fueron condenados a cadena perpetua. Dos imputados más fueron absueltos. Carlos Burgos, a quien la propia Carolina tuvo la corrección de desligarlo del asesinato. Estaba sindicado como el autor material. Y a Augusto Claramonte, que no se le probó que hubiera dado cobertura legal a la banda.

Otro nombre famoso estuvo involucrado en el caso. Y se benefició de él, en alguna medida, como todos nosotros. Se trata del abogado Fernando Burlando. Un desconocido para el público hasta entonces.

Cambia la ley

A los dos meses de sucedido el ataque a Carolina y su bebé, el diputado Gerardo Milman presentó un proyecto en el Congreso, que fue sancionado. El mismo preveía la instalación de mamparas en las cajas y en los cajeros automáticos.

Y acá el regreso de “La gran argento“. A full. Arranquemos por que el Banco Central estaba obligado a reglamentar las medidas antes de octubre de 2010, y recién lo hizo en enero de 2011. Total, si afanaban a alguien más (como pasó), no jode. El proyecto obligaba a los bancos instalar inhibidores de señal para celulares. Doble puerta de entrada, con sensores de armas. Y a sellar los tesoros con cemento y acero, para evitar el trabajo de boqueteros. Nunca se cumplieron ninguna de estas tres medidas. Solo se cumplió la de tapar la vista de las cajas desde los salones, con mamparas.

Recién en 2013, el Central sacó otra reglamentación, que obligaba a poner mamparas entre las cajas. Hacia el público y hacia los propios cajeros del banco. Para evitar más eficazmente las “marcadas”.

Argentina siglo 21. Los bancos, que no querían poner el dinero para las reformas, le adjudicaban al Estado la responsabilidad sobre la seguridad. El Estado no controló que la ley se cumpliera. Típico argento, no?

La ley hoy se conoce como “Ley Píparo”. Carolina la luchó solita. Ningún colectivo de actrices ni nadie más que su abogado la ayudó. Pero ahora nos beneficiamos todos. Tuvo que morir un bebé para que hiciéramos algo. Un poco, no más. Por algo no somos el gran país que podríamos.

No votes yet.
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X