Skip to main content

Final como esta, ¡nunca más!

Hay algo que gira alrededor de mi cerebro como las 62 lunas de Saturno.
Notas del lector
23 octubre, 2019

Por Ricardo Patiño

Estoy en el comedor de mi casa viendo televisión y hay algo que gira alrededor de mi cerebro como las 62 lunas de Saturno y no me lo puedo sacar de la cabeza.

Dentro de cuatro días, a esta misma hora, algunos estarán riendo y festejando la obtención de un título que no se va a repetir (por lo menos en teoría) y otros sumidos en la más terrorífica depresión que se acentuará con el paso del tiempo, atento a que los vampiros mediáticos de tv y gráfica van a hacer su agosto con esto, con las repeticiones de los goles, los suplementos especiales y los salames de la farándula que fueron a ver el partido, tendrán sangre para tres meses…

Tengo que admitir que en el primer partido puse en práctica mi pequeño arsenal de cábalas, las cuales me acompañan desde la final contra el Real Madrid y se repiten ante cada final importante (los dioses del Olimpo futbolero no deben ser molestados por tonterías como un Boca – Aldosivi por ejemplo, con perdón de los marplatenses), sino por las grandes batallas.

Se desplegó mi bandera de dos metros en el respaldo del sillón, gorra en una esquina y gorro galera en la otra, abajo del televisor la camiseta del ´81 firmada por Maradona, y que no me dirijan la palabra ni me digan que no putee. No se los aconsejo y enfatizo el concepto: no me dirijan la palabra. Al lado mío, El tano Passman es un gato siamés cagado a escobazos.

Voy a contar algo que me pasó el viernes 16. Me pararon en la calle y me hicieron una encuesta de temas generales. La última pregunta era si me gusta el fútbol. Ante mi enfático “Sí”, arremetió: “¿Preferís que gane Boca la Libertadores o que el año que viene gane …….…?”. Los que me conocen saben qué va sobre la línea de puntos. No pude responder, mi conciencia me traicionaba y me hacía ser egoísta, sentí al diablo y a dios uno en cada hombro dándome manija para responder.

No sé si tener cábalas y ponerlas en práctica son índice de un cociente intelectual inferior. De hecho, no me importa. El sábado a las cuatro las cosas estarán donde corresponde y quiero dejar en claro que por los únicos que me da lástima que mi equipo gane son mi tío, mi primo y su hijo Brunito.

La verdad, gane quien gane, el triunfo llevará algo de alegría a algunos. Y si hay algo que necesitamos es alegría.

 

Fuente Foto: conmebol.com

Rating: 4.5/5. From 2 votes.
Por favor espere.....

Un comentario para “Final como esta, ¡nunca más!”

  • aMas

    Excelente nota Ricardo, felicitaciones! Y coincido en todo con vos, incluso con la tristeza que podría generarle al pobre Bruce… pero bue… es fútbol y la vida sigue. Tampoco podré evitar alguna cábala para zafar de las apuestas, aunque eso sería lo de menos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X