Skip to main content

Expresiones argentinas Vol. III

¿De dónde salen las frases y expresiones típicas argentinas? ¿El uso de hoy tiene que ver con su origen o se deformaron tanto que ya no se puede rastrear?
Cómo hablamos
expresiones-argentinas
14 octubre, 2019

¿De dónde salen las frases y expresiones típicas argentinas? ¿El uso de hoy en día tiene que ver con su origen o se deformaron tanto que ya no se puede rastrear? Si te interesa el tema, podés consultar las entregas anteriores acá y acá.

Expresiones médicas: “No hay tu tía”

Todos sabemos lo que significa: que no hay solución para una determinada cuestión o que ya no hay remedio ni alternativa, las cosas serán así (aunque nos duela o no nos convenga). Pero ¿cuál es el origen? ¿qué tiene que ver la tía en todo esto?

Parece que la “atutía” era un derivado del cobre que se usaba como remedio para diferentes enfermedades oftalmológicas (no quiero ni pensar cómo se usaba, la combinación “cobre” más “ojo” me da escalofríos). La frase original “No hay atutía” (por lo que pude investigar era una sustancia bastante cara) se fue deformando con el tiempo y derivó en esta expresión que seguimos usando hoy en día. Así que ya sabés: cuando alguien te diga “no hay tu tía” te está diciendo “no hay más derivado del cobre”.

“Bondi”

Los argentinos (al menos los porteños) no nos tomamos colectivos, nos tomamos “bondis”. ¿Cómo pasamos de “colectivo” u “ómnibus” a esta palabra tan particular? Spoiler: se la debemos a los hermanos brasileños.

En inglés, “boleto” es “bond”. Como en la mayoría de los países americanos, los tranvías fueron, en un principio, empresas inglesas. San Pablo, una de las primeras ciudades de Latinoamérica en tener red de tranvías, tenía los pasajes escritos en inglés. En portugués las palabras no pueden terminar en consonante, así que cortaron por lo sano: le agregaron una “i” y el pasaje terminó por denominar al transporte.

El resto es historia: algún argentino fue a San Pablo, conoció el tranvía y, al volver a las pampas, les contó a sus compatriotas del avance tecnológico. Esos compatriotas lo extendieron y acá estamos: una de las expresiones más comunes para cualquier porteño es “estoy esperando el bondi”.

No votes yet.
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X