Ser Argentino. Todo sobre Argentina

¿Te acordás de Paolo, el Rockero?

Paolo, el Rockero fue un personaje icónico de la TV. Te contamos su historia y la historia de Jorge Montejo, el hombre detrás del actor.

En las décadas del 80 y del 90, transitaba por distintos programas de televisión. Si creciste por esos años, es imposible que no lo recuerdes. Paolo, el Rockero era un personaje único que dejaba su huella donde fuera que pasara. Su contracara, la persona que le daba vida, era Jorge Montejo. Mientras Paolo brillaba por los sets, Jorge libraba una batalla personal.

Oriundo de la ciudad de Tandil (Buenos Aires), el comienzo artístico de Jorge Montejo no fue sencillo. Hasta que le dio vida a Paolo y, a partir de entonces, todo cambió. Su peluca, su vincha y su aspecto desgarbado se convirtieron en la marca registrada de Paolo. Era un hippie disparatado y lleno de muletillas inolvidables: “¡Uhhh... loco!”, “¿Entendés, chabón?”, “¡Qué mala onda!”, “¡Mató la onda, loco!”, “¡Qué hacés, persona!”.

El nombre de pila del personaje lo eligió el propio Montejo: para él, tenía cara de Paolo, no quedaba otra. El especificativo de “el Rockero”, en cambio, fue idea de Juan Alberto Badía. Él decía que los hippies se iban a extinguir, pero los rockeros no. Su primera aparición pública fue en 1986. Y, desde entonces, comenzó a estar en todos lados.

Empezó en el ciclo Badía & Cía y luego se sumó a Feliz Domingo. Con el tiempo, estuvo también en De carne somos, El gordo y el flaco, Siempre sábado, Palermo Hollywood y Peligro sin codificar. Participó también en películas: Los Bañeros más locos del mundo (1987), Los matamonstruos en la mansión del terror (1987) y Extermineitors IV: como hermanos gemelos (1992).

En la contracara, la oscuridad

Lamentablemente, mientras Paolo triunfaba, Jorge no la pasaba tan bien. su adicción a las drogas se volvió incontrolable y terminó por alejarlo de los medios. Estuvo tres meses internado en un neuropsiquiátrico de Buenos Aires. Pero pudo salir con la ayuda de su familia y de sus amigos. Regresó a Tandil, donde vive una vida tranquila. Allí realiza publicidades para comercios, shows privados y continúa activo con sus personajes en las redes sociales.

Paolo, el Rockero vivirá por siempre en la memoria de toda una generación. Jorge Montejo, por suerte, seguirá brindando su arte y haciendo reír, algo tan necesario en estos tiempos.

Rating: 0/5.