Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Pongan los fideos: vuelve Marcelo Tinelli con “La Academia ShowMatch”

Con la inocultable e ineludible presión del devolverle a la señal “El Trece” los números de rating que puede aportar aun con su formato desgastado, el legendario animador regresará a fines de este mes con dos discutibles estructuras que son su marca registrada.

Los tiempos que corren son muy crueles, devastadoramente memoriosos. El legendario jugador que siempre aportaba numerosos goles, era indiscutible titular y les devolvía a sus directivos la confianza depositada con un estilo inconfundible, hoy arranca el partido más importante de los últimos tiempos, sin la consideración que tuvo de sus patrones y la gente que aplaudía cada maniobra felicitándolo de manera efusiva a cada instante. Los números no mienten: hace varios años que Telefé le viene pegando una paliza bárbara a El Trece y esa tendencia no está muy lejos de cambiar, menos con la programación que la emisora de las tres pelotitas tiene en pantalla, aceitada y atenta hasta a los últimos detalles que vienen dándole un cómodo liderazgo en rating.

 

Marcelo Hugo Tinelli, el exitoso empresario esquelino-bolivariano que revolucionó buena parte de la televisión en el cruce de milenios, estableciendo un estilo que perfumó varias décadas de la televisión abierta, hoy entra al campo de juego mediático desde el banco de suplentes, sabiendo que no la tiene fácil, frente a un poderoso rival que en medio del caos sanitario que golpeó los formatos televisivos, se erigió en campeón por claros méritos. Su vuelta a la pantalla de El Trece, probablemente sea para atenuar una abusiva goleada que la señal del solcito viene recibiendo en la franja prime-time, dominio de su competidor sustentado en formatos seductores, hipnóticas ficciones y un planteo de trabajo donde no hay tiempo para festejar nada sabiendo que el torneo televisivo es largo, larguísimo.

 

Que el presente de los dos canales de televisión abierta sea diametralmente opuesto no es un accidente del destino ni tampoco un milagro del destino. El estudio de reacciones que observan los televidentes frente a la pantalla, aparece como la materia que Viacom-Telefé estudió hasta las más mínimas actualizaciones. Tampoco hay que confundirse, de un lado del río se cuidan todos los elementos para navegar estos tiempos sin problemas, mientras en la otra orilla no se acaban los ineptos y mediocres con taladros perforando la estructura de barcazas mediáticas que parecieran disfrutar esos vaticinados hundimientos. Por eso la vuelta de Marcelo Tinelli a la emisora con la que sostuvo una conflictiva relación durante los últimos años, lejos está de cualquier comodidad ocurrida en otros momentos.

 

 

Las desavenencias que ostenta la relación del famoso empresario que popularizó la frase “pum para arriba” con su público, saturaron cualquier resistencia posible y hoy la imagen trasluce un desencanto inocultable. La extrema politización de ciertos actos buscando un espacio dentro del contexto de poder que rige los destinos actuales, ha desgastado fuerte la empatía de la audiencia que antes lo respaldaba ciegamente. Su visible participación en un grupo que teóricamente busca combatir el hambre, su adrenalínico éxodo con su grupo familiar a una estancia en el sur argentino antes que se declarara el ASPO y el demoledor deterioro que le infiere hoy alternar su tarea artística con la presidencia de San Lorenzo, equipo que alterna triunfos ocasionales y derrotas muy hirientes, no lo ayuda a sostener aquella empatía que lo hacía un personaje indiscutido en todos los ámbitos. El blindaje de otras épocas se esfumó y ahora los cañonazos del destino provocan gravísimos daños.

 

Para empeorar lo existente, sus maniobras profesionales con la productora “LaFlia” fueron una secuencia de devastadores errores no forzados que erosionaron su prestigio, amén de una credibilidad y rigor profesional que pasaron de indestructible acero a telgopor de las peores jugueterías orientales. Alejado de Buenos Aires, lugar donde reside la mayoría del tiempo, evitó hasta donde pudo el daño mediático y se corrió de la conducción en pantalla con el alternativo formato del “Cantando 2020”,un navío de emergencia en la difícil franja “prime-time” que mostró la decadencia del estilo, mientras De Brito y Fernández ponían la cara en el lugar donde debió estar el presidente del “Ciclón”, cargándose con un fracaso de dimensiones incalculables a todas luces ante un rival televisivo trompeándolo una y otra vez.

 

 

Amparado en las restricciones que supuestamente provocan las limitaciones sanitarias, la vuelta de “ShowMatch” no será con el “Bailando 2021”, algo que se caía de maduro, sino con una variada gama de actividades que mezclarán canto, comedia musical, acrobacia y algunos tramos de baile. Mudado de la zona de Colegiales donde desarrolló las últimas temporadas con sus programas, Marcelo Tinelli oficializó la nueva mudanza de “LaFlia” a la enorme estructura que durante varias décadas se conoció como los “Estudios Baires”, complejo ubicado en la zona de Don Torcuato donde se grabó el “MTV Unplugged” del cantante pop Diego Torres”, megalocación donde la productora Pol-Ka venia grabando los capítulos de “Separadas” en 2020 hasta que la pandemia se encargó de convertirla en la primera ficción inconclusa de la empresa de Adrián Suar.

 

La forma en que la productora del animador televisivo manejará las cinco jornadas que comprende la semana de emisiones, dedicará las emisiones de lunes a jueves siempre a las 22:30 horas al reality artístico, en tanto que el día viernes se consagrará puntualmente al humor. La grabación de cámaras ocultas y sketchs irá alternado con la habitual parodia sobre la política llamada “Gran Cuñado”, espacio para los imitadores y humoristas que se encargan de las caracterizaciones, un año electoral donde la votación legislativa sumará a fin de año esperadas repercusiones de los verdaderos candidatos políticos. A juzgar por la gama de actitudes respaldando el actual gobierno en curso, no caben dudas que salvo que un humorista logre cautivar al público imitando a algún miembro de la oposición, el formato de humor será un previsible arpón operacional para defender su actual simpatía partidaria, aún en un canal donde el gobierno nacional luce poderosamente cuestionado.

 

 

Las diversas competencias de canto, baile, comedia musical y destreza física tendrán esta vez un jurado con poder final de decisión, pues no existirá el voto telefónico, cuestionado por varios participantes que denunciaron irregularidades en los guarismos obtenidos. Este tribunal tendrá cuatro figuras decidiendo la suerte de los participantes, ellos son Ángel de Brito, Carolina “Pampita” Ardohain, Hernán Piquín y Jimena Barón. Esta joven cantante y bailarina fue la incorporación que le puso un poco de pimienta al tradicional jurado, una decisión que se gestó en el mayor de los secretos. Hay dos figuras del año pasado que han firmado contrato con “Laflia”, pero que no serán jurado: ellas son Karina La Princesita y “Laurita” Fernandez, figuras que podrían competir en el concurso o terminar ejerciendo la conducción de algún nuevo programa que la productora desarrolle en estas semanas, algo no confirmado hasta este último fin de semana.

 

Las parejas que buscarán el título de esta nueva especialidad son: Débora Plager con Nico Villalba, “Pacho” Peña con Flor Diaz, Flor Vigna con Facundo Mazzei, El Polaco con Barby Silenzi, Nicolás Occhiato con Flor Jazmín Peña, Sofía “Jujuy” Jiménez con Nacho Saraceni, Agustín “Cachete” Sierra con Fiorella Giménez, Julieta Nair Calvo con Gonzalo Gerber, María Tarres con Iván Vivas, Mariana Genesio Peña con Rodrigo Jara, Ulises Bueno con Rocío Pardo y Viviana Saccone con Ernesto Díaz. Recientemente se anunció la incorporación al plantel artístico de figuras como Luciana Salazar y Romina Ricci, dos personalidades bastante diferentes que podrían incorporarse a la competición artística que irá de lunes a jueves en horario “prime-time”. En la lista de potenciales concursantes están juveniles figuras conocidas como Candela Ruggeri, Julieta Puente, Barby Franco, Charlotte Caniggia, Ángela Leiva, Rocío Pardo, Gloria Carrá, Rocío Marengo y Lizardo Ponce, pero la empresa del famoso empresario analizará estas incorporaciones en los próximos días.

 

 

En lo anímico, Marcelo Tinelli experimentó muchos sinsabores durante el 2020. Primero con el voluminoso cuestionamiento público, ante su frenético viaje de reclusión familiar en el sur pocas horas del anuncio presidencial del ASPO. Después con la cancelación del “Bailando 2020”, lo reemplazó con el “Cantando” que ni siquiera quiso conducir, formato que fracasó estruendosamente frente a la competencia televisiva. La debacle deportiva de San Lorenzo, la ida del último técnico y la llegada de Davobe, sin olvidarlos choques en la AFA con Chiqui Tapia, tampoco lo ayudaron demasiado. Para completar un 2020 muy negativo, compartió un acto público en un estadio con Diego Armando Maradona, estrella deportiva fallecida el pasado miércoles 25 de noviembre, personaje con el que lo unía una relación de amor y odio que se había atenuado en la anterior temporada. Su cumpleaños número 61 ocurrido el jueves 1 de abril de 2021, coincidió con la actual internación de su ex pareja Soledad Aquino en terapia intensiva, madre de sus hijas Candela y Micaela, algo que obviamente afectó la tranquilidad de un nuevo onomástico en su existencia.

 

Su futuro deportivo tampoco le genera actualmente demasiadas ilusiones, pues su amado San Lorenzo no alcanza regularidad en el torneo de fútbol en curso, una complicación que coincidió con el pedido de El Trece de brindarle dedicación exclusiva a sus programas en la emisora, solicitud que lo obligaría a relegar decisiones en la entidad deportiva del bajo Flores. Originalmente “La Academia – ShowMatch 2021” debía debutar el próximo lunes 19 de abril por la tradicional pantalla del colorido solcito, pero recién ese día se harán las imágenes difusionales de todo el elenco artístico elegido para esta temporada, por lo cual se estima que recién el lunes 26 a las 22:30 seria la fecha tentativa para el arranque de la nueva temporada de su programa, aunque no se descarta tampoco que el programa pueda comenzar el lunes 4 de mayo por estrictas razones de logística. Enfrente, ya consolidado en el rating y el paladar de la audiencia televisiva, obviamente lo estará esperando el gran campeón de los últimos meses, es decir el reality “Masterchef Celebrity”, con una segunda temporada que con cocineros tal vez menos habilidosos, sorpresivamente no baja de los 18 puntos los días de semana y los domingos en su gala de eliminación. ¿Habrá cambios en los números de Kantar-Ibope cuando ambos programas choquen? ¿Perderá público el ciclo de competencia gastronómica? ¿Tendrá un rating apropiado la nueva apuesta de Tinelli? A partir de la última semana de abril, las respuestas llegarán ineludibles e incontrastables.           

Rating: 3.50/5.