clima-header

Buenos Aires - - Lunes 05 De Diciembre

Home Gente Espectáculos Parejas profesionales en constante crisis sentimental: el curioso y patético arte de fracasar emocionalmente

Parejas profesionales en constante crisis sentimental: el curioso y patético arte de fracasar emocionalmente

La muy mediática separación de la famosa pareja integrada por María Eugenia “la China” Suárez y el actor Benjamín Vicuña, volvió a dejar expuesta la fragilidad que exhiben en la actualidad las nuevas parejas del espectáculo, con acotados y débiles períodos de felicidad

Espectáculos
Vicuña-Suarez

El nuevo milenio y sus incontables desafíos, la aparición de una tecnología invasiva que a cada segundo se vuelve más insufrible y desgastante, sumado a la endeblez sentimental de los involucrados, parece haberse convertido en el macabro cóctel de una sociedad que tras un viejo siglo de vivencias mucho menos frágiles, hoy aparece totalmente conmocionada de una forma que lejos de generar sorpresa, ha provocado que la sociedad todos los días advierta, en que momento estas personas involucradas en una relación sentimental la darán por terminada, fruto de una acelerada erosión emocional que ya no asombra a nadie. Toda la órbita de comunicadores argentinos y chilenos advirtió hace bastante, que la mediática pareja configurada entre la argentina María Eugenia “la China“ Suárez y el actor Benjamín Vicuña iba a durar mucho menos que el modelo Tyrrell de seis ruedas en la Fórmula 1.

 

El discutible prestigio profesional de los intérpretes, que tuvieron su momento de gloria difusional con el insulso culebrón “Argentina, tierra de amor y venganza“ emitido por El Trece Tv hace unos años, comenzó a socavar como una perforadora de asfalto los débiles cimientos de una relación sentimental que nació con la gigantesca polémica de la pareja jugando al viejo entretenimiento carnal de la tuerca y el tornillo en constante instalación y desinstalación operativa, disparatado hecho ocurrido en un trailler de filmación donde sus protagonistas fueron pescados in fraganti en aquella interacción por la entonces esposa del actor, Carolina Ardohaín, una modelo mucho más conocida en el cruce de milenios como “Pampita”. Desde ahí y todo lo que por esas semanas rodeó al film “El hilo rojo”, expuso a una pareja que no dejó de coquetear con el precipicio de quererse y dejar de hacerlo como si fuera elegir una pizza en un restaurant, mientras el mozo observa muy desconcertado semejante desequilibrio de la dupla sentada a degustar un plato, avalando y rechazando el gusto seleccionado cada cinco segundos.

 

 

Las parejas en el viejo milenio discutían como cualquier hijo de vecinos y en el momento en que las cosas no daban para más, se blanqueaba el final de la relación, pero ahora bajo la dictadura electrónico-digital, todos los actos deben ser comunicados por las patéticas e insufribles redes sociales. No solo hay que vivir una relación íntima expuesta al candor de los millones de curiosos que deambulan pelotudeando con el celular en cualquier parte de la faz terrestre, sino que hay que exhibirla en las nuevas modalidades comunicaciones que surgieron para crear las nuevas cárceles de patrullaje constante, esas donde cuando alguien deja de seguir digitalmente a otra persona, deja a la luz un inocultable conflicto con aquel individuo con el que sostenía una ligazón emocional de diverso calibre sentimental. Todo debe ser comunicado las 24 horas, exposición que en las últimas décadas se convirtió con implacable voracidad en un “Truman Show” de bochornosas consecuencias personales.

El último acto de la novela mediática que vivieron Suarez y Vicuña explotó finalmente cuando este subió un posteo en su cuenta de Instagram. "Queremos lo mejor para la familia que somos y seguiremos siendo. Hoy nos lleva a tomar un nuevo camino separados como pareja, pero con amor y siempre unidos por nuestros hijos", indicó el actor desde sus historias en dicha plataforma social. Y agregó: "Agradecemos el respeto por esta decisión y darnos el tiempo para vivir este proceso de la mejor manera. Gracias", tal sus últimas expresiones para confirmar que están viviendo una disolución de vínculo que ya no pueden ocultar o disimular más ante la gente. El viernes pasado los medios del espectáculo se hicieron un festín con la noticia, al confirmarse que Benjamín Vicuña y La China Suárez se encuentran separados. La ola de rumores entre ambos era abismal y data desde hace varios meses, situación que ya no podían encubrir con estrategias verbales por sus redes sociales. Este último fin de semana, María Eugenia Suárez, integrante original del famoso ciclo televisivo “Teen Angels”, habló tras el anuncio de Benjamín Vicuña en el que confirmó el fin de su relación.

Posteo-Benjamin Vucuña

Marcelo Polino contó en “Polino Auténtico” emitido por Mitre AM el sábado pasado, que habló con la bella actriz y ésta le aseguró que no sabía que el actor iba a hacer pública la noticia.

En una escueta expresión, la rubia modelo y actriz expresó “estamos en paz, no hubo terceros en discordia. Están inventando un montón de cosas. No pasó nada, seguimos siendo familia”, señaló buscando aplacar el incendio mediático de esas horas, mientras que el esquemático animador de radio y televisión indicó que “La China no sabía que él (Vicuña) iba a hacer el posteo, se enteró con la publicación del mismo”. En su programa radial, Marcelo Polino confirmó que María Eugenia Suárez viajará a Madrid para llevar adelante un proyecto laboral muy importante y, conforme a la extensa charla que ambos mantuvieron, dejó en claro que con el padre de sus hijos menores quedó todo bien. Sobre el futuro de la modelo e incipiente actriz, confirmó que “ella se va a Madrid porque tiene un proyecto, que decidió priorizar con relación a otras propuestas profesionales. Tras las declaraciones de la rubia intérprete, desde otro ciclo farandulero, el comunicador Carlos Monti sostuvo que a diferencia de lo que dijo la actriz, el entorno del actor chileno salió a desmentirla. Según resaltó el periodista, se dice que ella sí sabía que él iba a comunicar la separación, y que no fue para nada sorpresivo para ella.

Vicuña Suarez

Según Monti, este cruce de declaraciones tiene otra lectura. "Ahora estamos en una guerra de fuego cruzado de un lado y del otro. El sábado al mediodía a través del programa del conductor Marcelo Polino, la China dijo que estaban separados y que no sabía el mensaje que iba a publicar en Instagram su ex-marido. Del lado de Vicuña, estuve hablando con gente allegada y se sorprendieron con esta declaración. Habían convenido que Vicuña iba a escribir ese comunicado. No puede sorprenderse si se pusieron de común acuerdo en que él iba a redactar ese comunicado", resaltó el añejo panelista sobre todas las cosas que dijeron sus allegados. El famoso animador y ahora panelista sumó un detalle de color a la información existente, al comentar que “hasta el jueves a la noche convivieron bajo el mismo techo. Fueron a comer afuera. Por eso te digo, que estamos inmersos en medio de un fuego cruzado entre uno y otro grupo de personas”, tal su análisis de lo sucedido. Esta situación que muchos veían venir hace varios meses, finalmente se confirmó durante este último fin de semana, tras el posteo digital del actor trasandino en su cuenta de la famosa red de Instagram.

Vicuña Suarez

La nueva separación del actor chileno en menos de una década confirma oficialmente los conflictos que signan cada una de sus relaciones sentimentales en esta década. Primero, la brutal explosión mediática tras su romance con Carolina “Pampita” Ardohaín, matrimonio que se fue desgastando progresivamente pesar que tuvo varias idas y venidas durante todo el tiempo que duró. La famosa pareja artística tuvo varios hijos durante ese lapso y sufrió desgraciadamente la muerte de uno de sus primogénitos, cuando Blanca falleció tras una enfermedad particular, golpeando los cimientos del matrimonio, dupla sentimental que en su momento se vio involucrada en un escándalo mayúsculo, cuando “Pampita” agarró del pelo a la actriz Isabel Macedo en una discoteca, al descubrir que ésta teóricamente tenía un romance oculto con su marido, disimulado entre las grabaciones de una ficción que no le permitía al chileno demasiado tiempo con su familia. Exitoso en lo comercial en Chile y con un lugar ganado en la escena argentina, a pesar de estar involucrado en proyectos que no sobresalieron demasiado por su calidad artística, Benjamín Vicuña pareció dejar expuesta su incomodidad por la modalidad cotidiana de la madre de sus hijos menores, lo que llevó a un desgaste que culminó con la separación anunciada hace pocos días.

 

En cuanto a la actriz María Eugenia Suárez, conocida como “la China”, antes de estar en pareja con Benjamín Vicuña, su pasado sentimental la halló en una relación de escasas temporadas con el actor argentino Nicolás Cabré, dupla que tuvo a Rufina como fruto de esa escueta relación de pareja. Dedicada casi obsesivamente a su actividad en Internet y también a proyectos artísticos que jamás se caracterizaron por su prestigio artístico, los rumores indican que uno de los puntos conflictivos en estos últimos tiempos surgió al saberse que estaba teniendo una relación más que amistosa con uno de los “traperos” de moda en el último lustro, el intérprete WOS, vínculo que supuestamente perforó toda la relación existente con el padre sus hijos. Exponiendo un abrumador número de aspectos de su vida en las redes sociales, sus fans y los curiosos advirtieron que la actriz muestra gran cantidad de sus actividades por Instagram, lo que le ha restado vida privada en las últimas temporadas de trabajo. Era un divorcio cantado y los pronósticos no fallaron al indicar que el vínculo que unía a Vicuña y Suárez pendía de un hilo que se cortó, justo un hilo rojo de confianza que no resistió las histerias de un lado y otro de la dupla, dejando el triste saldo de un nueva y mediática disolución de vínculo en el corrosivo mundo de la farándula. ¿Habrá vuelta atrás en unos meses o todo quedará de esta manera? El tiempo en última instancia tiene la palabra, especialmente en todo lo vinculado a sentimientos de esta particular clase en un siglo donde la exposición pública digital configura un martirio de singulares características para aquellos involucrados.

 

Imágenes: IG Benjamín Vicuña / China Suárez 

Fecha de Publicación: 25/08/2021

Compartir
Califica este artículo
5.00/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Marcelo Tinelli Marcelo Tinelli y una “locademia artística” con fuertes sinsabores, problemas impositivos y un rating muy achatado

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Medio Ambiente
tapir Sami La tapir Sami vuelve a la libertad

El mamífero de tres años fue liberado en la Reserva de Horco Molle y explorará su hábitat natural en...

Espectáculos
Museo historia rockera santafesina El Rock Argentino ceba su mate en el Paraná

Se presentó en Buenos Aires el Museo que recorre la rica historia rockera santafesina de sesenta año...

Así somos
Hinchas argentinos Cuando juega la Selección

Cada vez que la pelota comienza a rodar, se pone en juego mucho más que un partido de fútbol. ¿Qué n...

Deportes
Argentina - Polonia Argentina se puso en Modo Campeonato

La gran victoria de la Scaloneta ante los polacos encendió las ilusiones, pero el partido contra el...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades