clima-header

Buenos Aires - - Jueves 16 De Septiembre

Home Gente Espectáculos Mirtha Legrand y Marcelo Tinelli, dos estrellas en un año predestinado al olvido

Mirtha Legrand y Marcelo Tinelli, dos estrellas en un año predestinado al olvido

La legendaria animadora confirmó oficialmente que no volverá a la pantalla chica antes de octubre, mientras que el animador y empresario esquelino bolivarense no ocultó en las redes sociales el malestar por el bajo rating que obtiene su ciclo en televisión.

Espectáculos
Mirtha Y Marcelo

No es nada fácil estar en la actualidad en los zapatos de Adrián Suar, histórico y exitoso gerente de programación artística de El Trece, quien en la actualidad libra la batalla más difícil de toda su carrera: enderezar las mediciones de una señal televisiva que lentamente está desangrándose de audiencia con la brutal caída en las mediciones, proceso que día a día depara nuevos inconvenientes que hasta el momento no parecen tener solución. Si la televisión tradicional antes de la pandemia ya le provocaba severas jaquecas, maniobrar una emisora en tiempos sanitarios bastante traumáticos, parece un inesperado calvario en la trayectoria de alguien que en una época sacaba aciertos estratégicos de su galera, para abastecer un canal que hoy sin dudas parece un fantasma de sí mismo.

La cuestión ya no pasa por las dotaciones de personal que puede hacer un programa o los reemplazos de urgencia que signaron el otoño de 2020 cuando la enfermedad generada en un laboratorio chino trastocó de cuajo la “vieja normalidad”, provocando que la pantalla chica sufriese inocultables convulsiones operativas en su estructura. La cuestión es otra y el propio actor, productor y director ejecutivo de la señal del solcito lo sabe: el canal hoy vive un momento de descomunal divorcio con la respuesta popular, fruto de una errónea estrategia de contenidos que parece estar pasándole factura ante la insistencia de formatos o programas que han desgastado al tradicional televidente que antes encendía el aparato y brindaba cuórum en un canal con formato dinámico y familiar.

El año pasado, cuando por lógicas razones sanitarias Mirtha Legrand debió recluirse en su hogar a la espera de una vacuna para protegerse del “Covid 19”, la reacción de instalar a su nieta en pantalla le provocó enormes dividendos operativos, ofreciendo una resistencia de tono encomiable al ciclo de Andy Kusnetzoff ubicado en la vereda opuesta. Con la feliz  llegada de suministros sanitarios que permiten mejorar la defensa física de la sociedad, la ilusión del director de programación de contar con la nonagenaria diva de los almuerzos en algún momento de la actual temporada en su pantalla, parece haber ingresado en una muy borrosa zona de incertidumbre, cuando en las últimas horas la conductora del ciclo confirmó que hasta finales de septiembre o principios de octubre no retomará su programa producido por StoryLab, empresa que comanda su dinámico nieto Ignacio Viale.

La muy calificada animadora televisiva, definitivamente una entrevistadora que mejoró su performance periodística en los últimos veinte años, como cualquier persona de edad en esta preocupante situación, no oculta sus miedos ante los famosos casos de contagio en la estructura artística que acapararon la atención de los medios últimamente. La enfermedad de Susana Giménez a sus 78 años, quien atravesó una complicada internación que afectò su descanso forzoso en Punta del Este, parece ser la referencia más cercana para una gran diva como Mirtha, quien a sus 94 temporadas habitando la estructura terrícola, le asisten todos los derechos de sentirse muy preocupada por el daño que el nuevo corona-virus ha provocado en el globo terráqueo, especialmente en la gente mayor, muy susceptible a la nueva enfermedad que tantas defunciones ocasionó en seres de la tercera edad.

La autora de la divertida e inolvidable frase “carajo mierda” emitida en una pausa de sus históricos programas de interés general, a pesar de contar con dos dosis de la vacuna de origen soviético “Sputnik V” y haber permanecido varias semanas en reposo esperando el refuerzo de sus anticuerpos biológicos, no se siente lo suficientemente fuerte para volver a su programa, formato que la aguarda para al menos concretar un par de apariciones de tono mensual los domingos al mediodía. El temor en la animadora de sufrir algo grave no solo está justificado y es entendible, sino que además la circunstancia de percibir que los artistas o empleados de la televisión están en mayor riesgo en esta pandemia, provocó en las últimas horas que su regreso a la televisión quede en suspenso sin ninguna fecha para su vuelta oficial al canal del solcito. En la emisora saben que su regreso detonaría mejor guarismo en las mediciones, entendiéndose que la gestión de Juana Viale al comando de sus dos formatos televisivos, vive un insuperable desgaste tras la novedad inicial de tomar ese puesto de tareas. Por lo tanto la vuelta de Mirtha Legrand es una gigantesca incógnita cuya respuesta habita en una persona que ahora prefiere resguardarse con mucha lógica.

 

Otro duro foco de conflicto que no provoca sorpresas

Como si este inconveniente no fuese el único que golpea las escuálidas mediciones de la emisora que maneja, Adrián Suar mantiene la cautela y calma ante un duro problema que en las últimas horas se visibilizó de una manera muy poco diplomática. La temporada de Marcelo Tinelli en la pantalla de El Trece es sencillamente un estruendoso fracaso, algo que no sorprende no solo a los especialistas del tema, sino tampoco a un habitual público, que decepcionado con la nula renovación y una patética subestimación del animador a sus televidentes, insinuó que cambiaría buena parte de su estructura para ofrecer algo nuevo e interesante, una gigantesca mentira mucho más propia de un político que de un talentoso  empresario televisivo, que casualmente coquetea de manera accidentada en la política.

La sorpresiva y shockeante frase “me conformo con hacer dos dígitos”, que el legendario empresario esquelino bolivarense manifestó ante mediocres comunicadores previo a esta nueva temporada en el canal del añejo barrio de Constitución, no solo no se convirtió en realidad sino que ahora provoca malestar en la estructura interna de la emisora, pues este conductor que estuvo alejado de la pantalla no esquivó su malestar ante el flojo número de rating que le traspasa el tercer panorama informativo del canal. “Una gran remada en dulce de leche, todos los días. Ojalá en algún momento se hagan cargo”, publicó en estas horas en uno de sus posteos de redes sociales, dando a entender sin medias tintas que el débil e insulso guarismo que consigue cada jornada “Telenoche” es un problema para ese objetivo inicial que admitía de marcar dos dígitos con su devaluado programa de tv.

Tinelli

Lo que resulta tragicómico es que recién ahora Marcelo Tinelli se haya dado cuenta que el noticiero de la franja prime-time de “El Trece”, puesto que el tradicional panorama con las noticias del canal desde principios de año no comulga con las expectativas del público al presentar una dupla de conductores que no está a la altura del desafío que representa una unidad noticia de tanto prestigio y calidad como “Telenoche”. Los gravísimos errores del área periodística que condujeron primero a un severo daño en la escuadra de conductores y posteriormente, a un perfil de planteo informativo plagado de banalidades y conductas muy alejadas del tono protocolar que el ciclo tuvo desde su origen, han detonado veloz y letalmente un inconmensurable desprestigio en el porta-aviones noticioso, inconveniente que lejos de intentar revertir está en un proceso de mayor daño estructural al envío.

La despampanante bronca del animador televisivo al comando de su ciclo “ShowMatch – La Academia”, es decir el “Bailando 2021”, por la insulsa marca de rating que recibe de “Telenoche” de Lunes a Viernes, es solo una forma de mirar un problema que en realidad observa esos resultados por la floja performance de su ciclo que ahora va a las 21 horas, pero que desde la semana quer viene ubicará a su oxidado concurso de baile desde las 22 horas tras el estreno de “Los 8 Escalones del Millón”. Un casting outlet de participantes, un jurado que no mueve el amperímetro, su simulación de cierta naturalidad en pantalla que nadie a esta altura cree y sobre todo, la decisión de haber subestimado las circunstancias de una televisión que en pandemia viene descuartizando la estructura tradicional de la tele en el último lustro, hoy lo han convertido lamentablemente en una absurda broma que no cabe en su formato de “cámara oculta”, tras haber levantado el bloque de humor de los viernes y probar todas la noches con cosas que la gente admite como insufribles.

Tinelli

Tal vez, lo que más haya incomodado a Marcelo Tinelli, sean los suaves rumores que el año próximo su horario en pantalla sea ocupado por el ciclo de Darío Barassi, quien en la jornada del martes midió con sus “100 Argentinos Dicen” más que “ShowMatch”, aspecto que no le debe haber causado gracia alguna al empresario esquelino bolivarense. Dando a cada instante una imagen de desvencijada y caprichosa postura, incapaz de buscarle veloz la vuelta a un formato que hartó soberanamente a la audiencia, el autor de la frase “Pum para arriba” afronta la etapa más crítica de su romance con la televisión, un formato donde su actitud, desinterés y desgano parece estar pasándole factura ante un público que todos estos meses parece estar buscando un entretenimiento alejado del conflicto y la bajada de línea política que el animador observa muy chocante desde el año 2003 a la fecha.

 

Imágenes: Twitter Mirtha Legrand y Marcelo Tinelli 

Fecha de Publicación: 23/07/2021

Compartir
Califica este artículo
0/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

El Trece Julio Urgido por el desastre con su rating mensual, “El Trece” modifica su grilla buscando el milagro
Mariana Fabbiani Otro previsible “fracaso pandémico”: levantan “Lo de Mariana” de la pantalla de El Trece

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Arte y Literatura
La invención de la ciencia ficción argentina La invención de la ciencia ficción argentina

La obra de Adolfo Bioy Casares merece una lectura separada de la sombra de Jorge Luis Borges.

Historia
Saavedra Cornelio Saavedra. La igualdad que se decanta en el democrático

Primer jefe de Estado criollo, y primer soldado de la Patria elegido por el Regimiento de Patricios,...

Empresas y Negocios
Bigbox Bigbox: regalar experiencias es un buen negocio

La empresa irrumpió hace algunos años con una idea innovadora: regalar experiencias. Y le fue muy bi...

Deportes
Firpo-Dempsey Firpo-Dempsey. La Pelea del Siglo

En una de las fechas más gloriosas del deporte argentino se celebra el Día del Boxeador. El Toro Sal...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades