Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Mirtha Legrand cumple 95 años y su regreso a la televisión por ahora no figuras entre sus prioridades

La legendaria actriz, conductora de tevé y periodista celebra este miércoles 23 de febrero nueve décadas y media de vida, tiempos donde la animadora de los míticos almuerzos no manifiesta mucho entusiasmo por volver a su ciclo los fines de semana.

No es ningún modelo avanzado de Terminator. Tampoco es la versión real de Highlander y lo que más se destaca de la protagonista de este hecho, es que a esta altura de su vida no solo luce psicofísicamente espléndida sino ostentando un fuerte entusiasmo cotidiano que es ejemplo a cada instante de su fantástica trayectoria artística y comunicacional. Después de atravesar las fases duras de las restricciones sanitarias tras la llegada de la pandemia, la inolvidable actriz, animadora de tv y periodista Mirtha Legrand festejará este miércoles a la noche su cumpleaños número 95, en una inolvidable reunión acompañada de sus seres más queridos, allí en su mítico departamento con vista directa a la Avenida del Libertador en la zona de Palermo.         

Habitualmente hasta antes de la pandemia, la muy legendaria conductora de los almuerzos televisados tenía como inclaudicable costumbre festejar su onomástico en Mar del Plata, donde solía estar durante buena parte del verano, época en la que inevitablemente reunía a las figuras de la temporada teatral, sus familiares y otras amistades en una despampanante fiesta en el Hotel Costa Galana de esa ciudad, evento que además tenía un todo benéfico a fin de favorecer cada año con ese gran apoyo a los varios hospitales públicos de la ciudad balnearia. Excepcionalmente durante el 2020, la estrella del cine y la televisión prefirió en la conmemoración de su día de nacimiento no trasladarse a la zona atlántica, recluyéndose en su domicilio de la zona de Palermo, inédita ocasión en la que festejó su cumpleaños en la Capital Federal, ágape que reunió a conocidas figuras del espectáculo y su familia en el lujoso departamento a poca distancia de la Terminal de Retiro.

Con la llegada de la pandemia, y ante la ausencia de drogas o vacunas focalizadas con las que pudiera blindarse de cualquier potencial contagio, la estrella más importante del país observó a contracara de otros colegas o personas de su grupo etario, un riguroso y enorme proceso de aislamiento donde ni siquiera se acercaba al amplio balcón de su domicilio allí en esa bellísima zona de la Avenida del Libertador muy cerca de la central del Automóvil Club Argentino. Bastante afectada emocionalmente por no estar en contacto con su íntimo núcleo familiar, la inesperada muerta de su hermana “Goldie” a poco de comenzada la fase más dura del aislamiento social instituido por decreto presidencial, fue un duro golpe a su fortaleza anímica, traumática situación que se vio reflejada el año pasado cuando decidió no llevar a cabo a esta altura del año esa icónica reunión con toda su familia y amistades para celebrar otra conmemoración de su fecha de nacimiento.

Encontrándose por su avanzada edad y también por una cuestión psicofísica ubicada entre los ciudadanos que tenían prioridad para recibir la vacuna contra el Covid 19, apenas los cargamentos de la vacuna “Sputnik V” llegaron a nuestra nación, la destacada animadora fue vacunada en un lugar cercano a su domicilio, tras lo cual realizó aislamiento absoluto a la espera de recibir la segunda dosis apenas correspondiese su aplicación. Desde marzo del 2020, su contacto con su habitual medio de comunicación televisiva quedó reducido a tan solo dos apariciones aisladas, conduciendo a fines de 2020 y 2021 su ciclo de los días sábados a la noche, oportunidades en la que primero estuvo con su hija Marcela Tinayre y su nieta Juana Viale, reuniéndose en la de diciembre del año pasado con Ricardo Darín, su nieta, Diego Torres, Jey Mammón y el conductor Darío Barassi, primera aparición de la estrella tras la aplicación de la tercera dosis de refuerzo de la vacuna contra el “coronavirus”.

Asomando tal vez necesitada del enorme afecto del público que la idolatra cada vez que la estrella se contacta con la gente en eventos públicos, la diva aceptó a regañadientes en las dos últimas temporadas hacerse algunas escapadas para ver a sus colegas actuando en los teatros ubicados en la avenida Corrientes, salidas que la levantaron anímicamente mucho al reunirse con sus camaradas profesionales y las personas que advirtiendo su presencia, la alentaron a no aflojar en su lucha para recuperar la mentada “vieja normalidad” junto a sus afectos y personas más queridas. Habiendo descartado de viajar a Mar del Plata en el cambio de año, la estrella prefirió sostener su costumbre de ir al teatro, ocasión en la que asistió al espectáculo “Inmaduros”, protagonizado por Adrián Suar y Diego Peretti en la legendaria sala de “El Nacional”. Ya con más bríos y disfrutando el regreso de la gente a ciertas cuestiones que habían desaparecido con el confinamiento obligatorio, la gran diva de los almuerzos evitó pronunciarse sobre su regreso a la televisión, entendiendo que aún no habían desaparecido las principales complicaciones de esta enfermedad, algo que allí en los canales de tv había golpeado bastante a los profesionales de ese sector laboral.

 

Muy decidida a ponerle otro enfoque anímico a los tiempos que llegan y al tratarse de una celebración con un número tan significativo como el que celebrará este miércoles, la gran estrella televisiva avaló llevar a cabo un festejo un poco más voluminoso, congregando al anochecer de este 23 de febrero un total de 25 invitados, entre los que sobresalen Susana Giménez, Coca Calabró, Gino Bogani, Héctor Vidal Rivas, Carlos Rottemberg y tal como es de esperar la mayoría de su staff familiar. La anfitriona agasajada en esta ocasión ya se encargó de entregar en mano las invitaciones para esta celebración, gesto con el cual deja en claro que aquellos que no recibieron de la artista la tarjeta convocante, no deberán ir al costoso departamento con vista al río en la zona de Palermo. Todas aquellas personas que han de concurrir a la fiesta, previamente deberán hacerse un hisopado en un centro médico o clínica privada, para acreditar antes del ingreso a ese edifico la potencial ausencia de la enfermedad que desembarcó en Argentina a principios del 2020. Siendo una persona con riesgo por su edad, “Chiquita” colocó este requerimiento indispensable a aquellos que ella citó para esta celebración, procurando no estar en contacto con personas contagiadas.